La tradición de Wimbledon

<p>Wimbledon es sinónimo de elegancia y tradición. El tercer Grand Slam del circuito profesional que se juega al año (Abierto de Australia, Roland Garros y US Open) es considerado por los expertos como la meca del tenis.</p>

El más antiguo de los cuatro grandes (nació en 1877), es el único que se juega en césped y el único en el que los tenistas deben ir vestidos de blanco. Además, los jueces deben referirse a las jugadoras como ‘miss’ (señorita) y a los varones por su apellido. Wimbledon se juega en el All England Lawn Tennis and Croquet Club e inicialmente sólo había partidos en individual masculino. En 1884 se unieron las damas y los dobles varones y en 1913 los dobles femeninos y  dobles mixtos.

Aunque los británicos viven orgullosos de su torneo, los locales no han brillado con títulos. Los últimos en ganarlos fueron Fred Perryr, en 1936 y Virginia Wade, en 1977.

Pero ello no ha sido impedimento para que Wimbledon sea el campeón del merchandising. Según el periódico The Guardian, el año pasado, el club que administra el torneo, entregó a la Asociación de Tenis sobre Hierba 89 mil millones de pesos, más de la mitad de los ingresos del organismo que gobierna el tenis británico.

Wimbledon comenzó a vender los productos de su marca en China hace seis años y ahora tiene 34 tiendas en 14 ciudades, dos de ellas en Pekín.

En 2007 se vendieron en Japón 350.000 pares de zapatillas de esa marca, mientras que en la India entre las empresas que tienen licencia para fabricar mercancías con su logotipo, figura la joyería Gitanjali. Este año se anunció una alianza con la empresa india TVS Motors para fabricar motos con los emblemas de Wimbledon.

Los beneficios se destinan a la Asociación de Tenis sobre Hierba, por un acuerdo firmado en 1934, por el que se garantizó el derecho de ese club a organizar anualmente el torneo.

Temas relacionados