La última firma de Léider

Preciado arregló con Santa Fe para quedarse con sus derechos deportivos y es nuevo jugador del Deportivo Quito.

Si bien Léider Preciado se empezó a despedir de Santa Fe en pleno cuadrangular semifinal,  recién hasta el martes se oficializó su salida con documento de por medio y, lo mejor, en buenos términos.

El goleador tumaqueño que tantos autógrafos firmó vestido de rojo y blanco, El miercoles estampó otra firma en la sede administrativa cardenal, aunque no tuvo al lado el ‘N° 23’ porque  fue la última. Con ella, se desvinculó definitivamente de la institución y además quedó con el pase en su poder.

El presidente de Santa Fe, Armando Farfán, fue garante del acuerdo, el cual para el directivo tuvo dos aspectos fundamentales: “Se le entregaron sus derechos por un bajo costo y aparte, Léider está en plena libertad de escoger el equipo de la ciudad, el país y el color que quiera”.

Pero el destino ya está elegido y el encargado de definirlo fue Efraín Pachón, apoderado de Preciado, que también resultó fundamental para acercar ambas partes, porque “un jugador institucional debe salir siempre por la puerta que le corresponde y ahora que terminó su ciclo en el fútbol colombiano como santafereño, lo único que resta es agradecerle al club y presentar disculpas si en algún momento hirió susceptibilidades”.

Por eso el empresario le dio prioridad a ofertas en el exterior y aunque “se recibieron  dos de Europa, la más formal fue la del Deportivo Quito y todo está acordado para que Léider vaya a préstamo por un año”. Por eso las maletas ya están hechas y Preciado viajará hoy junto con su esposa e hijas, pero antes de abordar, quiso agradecerle “al presidente Farfán, porque al arreglar de la mejor forma, demostró que me quiere y que reconoció lo que le pude dar al equipo”.

Y se va sin “el título que es lo único que me quedó pendiente en Santa Fe. Dios quiera que los que vengan, le puedan dar esa alegría a la hinchada y a la distancia lo celebraré como un santafereño más”. Pero la despedida incluyó promesa de regreso porque “volveré un día como técnico o asistente para dar esa vuelta olímpica”.

Ese deseo estará en puntos suspensivos, mientras para el final que firmó el martes, necesitó de una tinta que no es ni será tan indeleble como la huella anotadora que lo convirtió en ídolo.

Millos, seis caras nuevas

Millonarios ya confirmó seis caras nuevas. Además del técnico Óscar Quintabani, llegaron los defensas José Mera, Mauricio Casierra y Miguel Rojas; el volante Javier Araújo y el delantero Milton Rodríguez. Según dirigentes del club, anoche viajaba a Bogotá el zaguero ecuatoriano Iván Hurtado, quien sería el séptimo refuerzo. Hay contactos para traer a León Darío Muñoz y Jairo ‘El Viejo’ Patiño.