“Vamos a salir de esta”

El barranquillero reconoce que no ha tenido el mejor comienzo con los Tigres, pero antes que hablar de crisis o presión por haber sido el equipo mejor reforzado de las Grandes Ligas, el paracortos confía en una pronta reacción, que ya empezó con su primer grand slam, en Cleveland.

Desde su llegada a las Grandes Ligas, Édgar Rentería se acostumbró a sonreír. En su primer año ganó la Serie Mundial con los Marlins. Después con los Cardenales se pondría dos veces el Guante de Oro, además de colgarse el banderín de la Liga Nacional, lo que le permitió llegar a uno de los equipos más míticos del béisbol: los Medias Rojas. Luego hizo realidad el sueño de jugar con los Bravos y su paso a Detroit para la presente temporada conmocionó el mercado, no sin antes dejar un registro histórico con la novena de Atlanta.

Pero llegar a los Tigres, el equipo que por la calidad de su nómina es candidato al próximo Clásico de Otoño, no ha sido garantía de éxito para el pelotero colombiano. Hasta el momento han sido más las derrotas que las victorias, aunque El Niño de Barranquilla asegura que la racha será pasajera porque a él se le pueden perder pelotas en el campo corto, pero su fe jamás.

¿Sintió algo especial al volver a Boston y ver a sus ex compañeros recibir el anillo de campeones de la temporada pasada?

Mantengo contacto con algunos de ellos, como David Ortiz, Manny Ramírez y bueno, al tener la posibilidad de saludarlos personalmente, los felicité por el título de la temporada pasada, ya que lo ganaron todo, fueron merecidos campeones y sólo eso, felicitarlos por lo que hicieron.

Cada vez que juega en Fenway Park (campo de los Medias Rojas), ¿las sensaciones son encontradas?

La afición al béisbol en Estados Unidos sabe que si hay un campo difícil en las Grandes Ligas, ese es Fenway Park, porque la afición aquí es más que especial. Lo viví en carne propia, pero yo no le paro bolas a eso, es parte del juego y como tal hay que aceptarlo y saber manejarlo.

¿Cómo se explica el comienzo tan negativo para los Tigres, cuando es uno de los equipos llamado a ser protagonistas y pelear por el banderín de la liga?

Es una temporada larga que por fortuna apenas está empezando, todavía hay muchos juegos por delante y creo que poco a poco vamos tomando el ritmo que necesitamos, cada vez jugamos mejor y eso motiva de cara a lo que viene. Ojalá que en los próximos encuentros se nos den las cosas a nosotros, porque lo necesitamos.

¿Considera que la presión de ser favoritos les está pesando demasiado?

No hay ninguna presión de ser favoritos, simplemente no nos han salido las cosas bien y día tras día trabajamos con el objetivo de mejorar y llegar al nivel que queremos y sabemos que podemos tener. Cuando a un equipo no le salen bien las cosas, entran en juego muchos factores y se hace difícil ganar. Eso lamentablemente es lo que ha estado pasando, pero vamos a salir de esta.

¿Volver a estar al lado de Jim Leyland (fue su entrenador en los Marlins), da ventaja o representa mayor responsabilidad?

No sé, pero es importante trabajar al lado de alguien que sabe tanto, que te conoce y con quien lograste algo muy grande como fue la Serie Mundial del 97. Igual, ahora las circunstancias son otras y el compromiso de todos es sacar adelante a Detroit.

¿Qué tiene de distinta esta quinta experiencia en las Grandes Ligas, respecto a las anteriores?

Gracias a Dios me ha ido bien en todos los equipos y por eso llegué a Detroit con las mismas ilusiones, de rendir y


ayudar a que el equipo haga las cosas de la mejor forma para ganar y alcanzar los objetivos propuestos desde el comienzo de temporada, porque el material humano con el que se cuenta es bastante bueno.

¿Comparte lo que afirma la crítica, que el equipo tiene potencia con el bate, pero sus lanzadores no están a la altura?

No, son pensamientos de la prensa y los aficionados que se respetan, pero creo que este equipo en ofensiva y defensiva es muy parejo y tiene buena calidad en pitcheo y bateo.

¿Por qué cree que Orlando Cabrera y usted son los únicos jugadores colombianos en el béisbol de los Estados Unidos?

Así se ha dado en los últimos años, pero estamos luchando para cambiar eso, ya hay bastantes jugadores en las ligas menores. Creo que se está haciendo un buen trabajo de base para que vengan más muchachos acá y el torneo profesional de béisbol en Colombia también está ayudando a promover los nuevos talentos. Lo importante también es que en nuestro país se siga contando con el apoyo de la empresa privada, que es fundamental para su desarrollo.

¿El ingreso de Colombia en la Confederación del Caribe es el paso que se necesitaba para tener más beisbolistas nuestros en las Grandes Ligas?

Sin duda que sí y eso precisamente es lo que se está buscando, ya estamos bastante cerca de conseguirlo y ojalá que se dé, porque le permitiría al béisbol colombiano enfrentar a las potencias del área y con ello nuestros beisbolistas no sólo tendrán un mejor nivel, sino que serán observados por más gente para llevarlos a ligas importantes.

Buenos recuerdos

Marlins de Florida

“Después de más de 10 años en las Grandes Ligas, ha sido el momento más grande que he vivido, porque era mi primera temporada. También se pudo ganar la Serie Mundial y un hit mío ayudó a quedarnos con el anillo, entonces eso es algo que no se le puede olvidar jamás a uno”.

Cardenales de San Luis

“Es el equipo donde más tiempo he estado, ya que alcancé a disputar seis temporadas. La gente vive allá el béisbol de una manera muy especial. Con el entrenador Tony La Russa tuvimos una buena relación y el buen trabajo permitió que alcanzara


a disputar tres Juegos de Estrellas y una Serie Mundial”.

Medias Rojas de Boston

“Fue un orgullo estar en uno de los equipos más importantes y tradicionales del béisbol de Estados Unidos, y aunque en lo deportivo no fue del todo malo, el campo y otros factores no ayudaron a que me pudiera quedar más tiempo. Igual fue una gran experiencia en lo personal y en lo profesional”.

Bravos de Atlanta

“Siempre había querido jugar en ese equipo y se me cumplió. Además, conseguí en lo personal algo importante, como es haber sido el jugador de más juegos consecutivos conectando imparables en la historia del equipo (23), entonces fue bueno dejar huella en una de las novenas más respetadas de las Grandes Ligas”.

Su propio Team

El Team Rentería, encabezado por Édison, hermano de Édgar, acaba de organizar la octava temporada del béisbol profesional colombiano y ya empezó a trabajar en la siguiente, la cual está programada para octubre próximo.

Las dos más recientes fueron organizadas por éste y contaron además con el aval de la Major League Baseball (MLB). Para 2008 consiguió también la inclusión de Colombia en la Confederación del Caribe, como socio pasivo inicialmente.

De igual forma, a través de la Academia de Hermanos Team Rentería se tiene el proyecto “Prospectos”, en el que se escogen jugadores con proyección para que sean firmados por las organizaciones de las Grandes Ligas. A todos ellos se les proporcionan implementación y entrenamiento, aparte de conseguirles las pruebas con los equipos para que puedan vincularse.

En los cuatro años que ya cumple este programa, se han firmado 13 peloteros y en la actualidad se encuentran cerca de 80 colombianos activos, entre las ligas independientes y las organizaciones de los Estados Unidos (57), incluyendo a los ‘bigleaguers’ Orlando Cabrera (Medias Blancas de Chicago) y Édgar Rentería (Tigres de Detroit).

Temas relacionados