Ahora sí tocó agrandarse

Este lunes contra Uruguay, desde las 6:15 p.m., la juvenil está obligada a reaccionar.

No hubo tiempo ni para masticar la bronca por la derrota del sábado a manos de Venezuela y este domingo la selección juvenil de Colombia aprovechó el día para centrarse en Uruguay, su rival de este lunes, en la segunda fecha del hexagonal final del Suramericano Sub 20.

Más allá de la recuperación física en las zonas húmedas del hotel y del trabajo mental, a cargo de todo el cuerpo técnico, esta tarde en el Monumental de Maturín (4:00, Gol Caracol), la tricolor está obligada a mejorar, pero sobre todo, a sumar, si quiere mantener opciones de ir al Mundial de Egipto.

Para levantar el ánimo, se recurrió a la memoria, ya que este grupo sabe lo que es ganarle al rival de turno. En el último enfrentamiento, en un torneo amistoso en Puerto La Cruz, Colombia se impuso 3-1 sobre la celeste. “Nosotros ya le hicimos daño a Uruguay tocándole el balón. Debemos cuidarnos en no cometer faltas cerca del área porque ellos trabajan muy bien la pelota quieta”, dijo Leonardo Castro, uno de los delanteros que de entrar hoy, sabe que tendrá una dura pelea de altura con los espigados defensas uruguayos.

El regreso de Javier Reina a la zona de creación es un alivio para todos y para él mismo, quien se mostró impotente el sábado pasado cuando estaba suspendido. “Definitivamente es mejor estar dentro de la cancha. Fue lamentable perder ante Venezuela así de esa manera, porque sabemos que somos superiores y que tenemos más equipo, sólo que ellos metieron más ganas y por eso nos ganaron.


Ahora vamos a muerte con Uruguay, porque quieren los tres puntos y nosotros también. Va a ganar el que le meta más ganas, corazón y amor a esto”, recalcó el mediocampista del Cruzeiro que estaría acompañado de Sherman Cárdenas, de aceptable labor el sábado, quien en su autoanálisis, admite que le faltan “cositas pequeñas y bobadas que cuando suman te dejan resultados como el que se vio ante Venezuela”.

Víctor Ibarbo, en cambio, sabe que está en deuda con la afición y reconoció que el Juventud de América es un torneo muy competitivo en el que no está “aportando todo a la selección, pero hay que seguir trabajando para demostrar por qué estoy aquí”.

“Los uruguayos tienen buen biotipo y además jugadores de riqueza técnica y desequilibrio. Habilidosos, fuertes, con un gran contragolpe, pero Colombia está preparado para dar la pelea”, analizó el técnico José Hélmer Silva.

La fecha se completará con el clásico suramericano Brasil-Argentina (6:00 p.m.), también en Maturín, y Paraguay-Venezuela (8:00 p.m.) en Puerto La Cruz.

Temas relacionados