El goleador Pertuz no podrá estar ante Argentina

<p>El jugar cada 48 horas cobró finalmente su factura. Ante Argentina no podrán estar el goleador Hernán Pertuz, ni Sherman Cárdenas ni Julián Guillermo. Todos los anteriores sufrieron lesiones que les impide poder estar en el once inicial ante la albiceleste en el decisivo partido de este domingo. Crisitian Nazarit arrancará en la delantera por el suspendido Cristian Mejía.</p>

Si el saber de antemano que no podría tener al chico Cristian Mejía, que significaba un penalti por partido, tenía angustiado al técnico José H. Silva, peor fue la cara que puso cuando se enteró este domingo que nada pudo hacer el cuerpo médico para recuperar de fuertes golpes a otros jugadores claves. 

Así pues, Ricardo Chará alineará como titular por primera vez desde que llegó a este Suramericano, en reemplazo de Pertuz. El capitán Mauricio Arroyo volverá a estar desde 'el vamos' para sustituir a Guillermo, mientras que Víctor Ibarbo tendrá la oportunidad que estaba esperando ante la baja de Cárdenas.

Ibarbo no mostró las condiciones, en los primeros juegos del certamen, que hoy lo tienen con la sub 20, pero este domingo ante Argentina, la selección necesita más que nunca que el joven fichado al fútbol italiano demuestre con creces sus pergaminos.

Cristian Nazarit es otro jugador en deuda con la afición y con el cuerpo técnico, pero en las próximas horas ante Argentina tiene la oportunidad de saldar cuentas, toda vez que la doble amarilla marginó de este encuentro al pequeño travieso Cristian Mejía.

El equipo de Colombia está obligado a vencer a los argentinos para aspirar a un cupo para el Mundial de Egipto. 

Pese a la pobre campaña que hizo a lo largo del torneo Suramericano Sub 20, Colombia llega a la última jornada con la opción de conseguir uno de los dos cupos que quedan disponibles para el Mundial de Egipto que se disputará en septiembre próximo. Sin embargo, el equipo de José Hélmer Silva no depende de sí mismo, pues además de ganarle a Argentina, debe esperar otros resultados. Los clasificados fijos son Brasil, campeón anticipado del torneo con 12 puntos de 12 posibles, y Uruguay, que llegó a siete unidades.

El irregular conjunto tricolor tiene tres puntos (los de la victoria frente a Paraguay) y está en el quinto lugar por lo que hoy debe sacar lo mejor de sí para vencer a Argentina, que aunque está de colero con dos unidades también llega vivo, luego del empate agónico que consiguió en el juego contra Venezuela, el pasado viernes.

“Sabemos que la única posibilidad de nosotros es ganar. Tenemos que sacar todo el temperamento, todas las energías y dejar hasta la última gota de sudor en la cancha, porque es la única posibilidad para ir a Egipto”, dijo el técnico Silva.

Venezuela, cuarta con cuatro puntos, enfrentará a Uruguay y un empate en este juego sería un buen resultado para los intereses colombianos, claro, siempre y cuando se consiga el resultado frente a Argentina. La otra opción es que Paraguay, que va de tercera con cinco puntos, pierda frente a Brasil.

 Colombia puede clasificar con un empate, pero sólo si Venezuela pierde frente a los charrúas. Allí quedarían igualados con cuatro puntos, pero Colombia se vería favorecida por la diferencia de gol (-2) frente al -5 del equipo anfitrión.

“Hay que salir concentrados desde el primer minuto hasta que se acabe. Tenemos que ser los dueños del balón y no hay que desesperarse si no llega el gol”, advirtió el defensor Hernán Pertuz, el goleador de Colombia con tres anotaciones.

El equipo clasificó invicto a la segunda ronda, al hexagonal final, pero de los cuatro juegos solo ganó uno (contra Perú) y empató tres (Ecuador, Argentina y Venezuela). Además, su paso  se decidió por una papeleta. Fue un sorteo luego de quedar igualado en todo con Ecuador.

“Aunque el cuerpo esté cansado, la mente tiene que decirle que está bien para este último partido. Hemos jugado ocho partidos casi que seguidos pero estamos listos para uno más”, expresó Julián Guillermo.

En un torneo de discreto nivel, Colombia tiene una opción, aunque sufriendo, como siempre.