“Voy a pelear hasta el final”

El estratega Eduardo Lara admite que la clasificación se embolató, pero promete que harán todo para ganar los seis partidos que quedan.

Apenas el miércoles a mediodía, cuando llegó a su casa en Cali, Eduardo Lara pudo acostarse a dormir. Sin embargo, no descansó, pues por su mente no dejaban de pasar las imágenes del partido ante Venezuela.

Recuerda una y otra vez la acción en la que Abel Aguilar vio la tarjeta roja. El empujón en el área sobre Darwin Quintero y el remate desviado de Macnelly Torres. También la charla en el entretiempo, cuando decidió implementar una variante táctica para salir a buscar el triunfo. Y las miradas asustadas de sus rivales cuando Colombia parecía montarse en el partido.

Pero igualmente repasa la jugada del gol de Nicolás Fedor, que le cayó como un baldado de agua fría. Y luego el de Juan Arango, que acabó con su ilusión de al menos empatar.

¿Cree que Colombia está eliminada?

Esto cada día se pone más difícil, pero mientras haya posibilidad, la vamos a seguir buscando, eso fue lo que hablamos con los muchachos al final del partido. No nos podemos entregar. Yo voy a pelear hasta el final y a animar y apoyar a mis jugadores, aunque está claro que la derrota en Venezuela nos deja muy mal parados.

¿Qué cuentas hace?

La única que nos queda de ahora en adelante es sumar de a tres. De a uno no llegamos. Hay que salir a arriesgar en casa y afuera, sabiendo que nos puede pasar lo mismo que en Venezuela, pero no hay de otra.

¿Quedó tranquilo con el rendimiento del equipo en Puerto Ordaz?

Quedé golpeado, porque íbamos con la necesidad de ganar los tres puntos y creo que los buscamos, sobre todo en el segundo tiempo, a pesar de haber quedado con un hombre menos. Estoy tranquilo, porque el grupo dejó todo en la cancha.

Siguen los problemas de definición.

Lamentablemente no estamos finitos para definir. Nos faltó la puntadita y todo hubiera sido diferente. Pero la falta de gol es un problema que tenemos desde la base, hay que trabajar eso en las categorías menores. Ya a los 21 ó 22 años de edad cuesta más solucionarlo. En la selección no hay tiempo para corregir eso, aquí hay es que tratar de equivocarse lo menos posible. Además, todos los delanteros que convocamos marcan goles cada ocho días en sus clubes.

¿Cree que el árbitro incidió en el resultado?

De los árbitros prefiero no opinar, porque suena a disculpa. Lo que sí sé es que nadie de nuestra delegación quedó conforme ni con el arbitraje del martes, ni con el del sábado en Bogotá. La Federación va a presentar una protesta formal a la Conmebol.

¿Hay con qué ir a ganar a Buenos Aires, Montevideo o Asunción?

Bueno, pues eso es lo que tenemos que pensar, que en el fútbol todo es posible y que si este grupo se mantiene unido y fuerte, puede ir a pelear los triunfos allá. Eso dependerá mucho del momento en el que estemos al llegar esos partidos.

¿Colombia es más que alguno de los cinco seleccionados que están por encima en la tabla?

Decirlo estando abajo en la tabla no queda bien ni tiene lógica, pero vamos a luchar para superarlos. Será difícil, pero no imposible, y la gente puede tener la certeza de que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para clasificar al Mundial.

¿Ha pensado en su futuro después de la eliminatoria?

Yo soy un empleado de la Federación y haré lo que ellos dispongan, pero pase lo que pase, acá queda una muy buena base de jugadores para el futuro, un buen recambio generacional, una semilla que ya está dando frutos y que nos asegura un mañana mucho mejor.

 

últimas noticias