“Tengo con qué pelear el título”: Sebastián Saavedra

Entrevista con el piloto, figura de la Indy Lights de Estados Unidos.

El nombre del piloto bogotano Sebastián Saavedra empieza a sonar con fuerza en el mundo del automovilismo. Si bien el año pasado ya había demostrado su gran talento, al conseguir el subtítulo en la Fórmula 3 alemana y el campeonato entre los novatos, el domingo deslumbró a más de uno en Kansas, al ganar su primera carrera de la temporada de la copa Firestone Indy Lights, la categoría antesala de la IndyCar, en la que Juan Pablo Montoya se llenó de gloria.

Lo más importante del triunfo de Saavedra, de 18 años y perteneciente al equipo Andretti Kool Green, es que lo hizo en su primera carrera en un óvalo, todo un récord para este piloto que comenzó su camino en los karts, luego pasó a Estados Unidos a la Fórmula BMW y después se fue a correr a Europa. Su regreso a territorio estadounidense, este año, se dio por la falta de presupuesto, pues su idea era continuar el proceso en el Viejo Continente con la intención de acercarse cada día más a su objetivo, la Fórmula Uno.

¿Esperaba el triunfo en Kansas?

La verdad esto es increíble. Sin temor a equivocarme, esta ha sido la mejor experiencia de mi vida. No he parado de saltar y de gritar de felicidad. Es que no es para menos, la del domingo era mi primera carrera en un óvalo y llevarme el triunfo fue sensacional.

¿Fue difícil enfrentarse a su primer óvalo?

Sí, claro, porque mi vida había sido los circuitos. Los óvalos son un nuevo mundo para mí y por eso estoy tan emocionado y sorprendido de haber ganado por mi falta de experiencia. Pero, el domingo, apenas llegué al sitio de la competencia, les dije a mis mecánicos que el día olía bien, que tenía el pálpito de que iba a ganar. Cuando me subí al carro, sentí la sangre correr con mayor fuerza por mis venas y mi corazón más grande. Y cuando pude tomar la punta, con la presión de tener a menos de cinco centímetros a mis rivales a una velocidad de 300 kilómetros por hora, me tranquilicé, respiré profundamente y me dije, esto es mío.

Y, ¿cómo mantener la calma bajo tanta presión?

Sin duda fue fundamental la ayuda de mis ingenieros, que me guiaron de la mejor forma a través de los intercomunicadores. Sabía que tenía que estar al 100%, con los siete sentidos puestos que exige el automovilismo y que no tenía margen de error. Así que no dudé y sólo hasta que vi la bandera a cuadros me sentí ganador.

La del domingo, ¿cree que fue la victoria más importante de su carrera?

Sí, teniendo en cuenta que soy un novato en los óvalos. Este día nunca se va a borrar de mi mente.

En este momento es tercero en la clasificación general, ¿cree que puede pelear por el título?

Sin duda. Lo creo porque tengo las herramientas, los conocimientos y el respaldo de un gran equipo. Tener como jefe a Michael Andretti es magnífico; recibir sus consejos y toda su experiencia, sin duda, me va a fortalecer como piloto y como persona.

¿Cree que sería prematuro afirmar que estas buenas actuaciones en la Indy Lights podrían servir de salto para pasar a la IndyCar en la próxima temporada?

No, para nada. Aunque a mí me gusta dar un sólo paso a la vez, también es cierto que uno debe ponerse metas y ésa es una inmediata para mí. He visto el interés de mis jefes de pensar en esa posibilidad. Yo sé que podrían dudar al pensar que soy joven y con poca experiencia, pero ha habido acercamientos interesantes.

¿Se lamenta de haber tenido que dejar el camino de Europa y regresar al automovilismo de Estados Unidos?

No, para nada. Lo que estoy viviendo es una experiencia muy linda, creo que fue la mejor decisión que pude tomar en la vida. Aquí soy muy feliz, demasiado.

¿Su mente sigue puesta en llegar a la Fórmula Uno?

Todos mis esfuerzos van dirigidos hacia allá. Como dije, a mí me gusta ir paso a paso, pero sin duda ese es el sueño de mi vida.

¿Cree que Juan Pablo Montoya les abrió las puertas a los pilotos colombianos en diferentes categorías?

Sí. Él es el más grande de todos, es mi gran ídolo. Es un piloto agresivo, guerrero. Y le agradezco por habernos abierto las puertas.

¿Qué opina de Gustavo Yacamán, el otro colombiano que compite con usted en Indy Lights?

Es un gran piloto que sabe lo que quiere. Lamentablemente no ha tenido buenas presentaciones (es décimo tercero en la clasificación general), porque no tiene mucha experiencia, le falta un poco, pero sin duda que ira evolucionando. Es delicioso contar con su compañía en el campeonato, no hay nada mejor que tener a un colombiano cerca. Dentro de la pista, somos rivales, pero por fuera nos hablamos mucho, ya que vivimos en la misma ciudad.

Sebastián aún celebra, pero su mente ya la tiene puesta en la próxima carrera, que será el 24 de mayo, en Indianápolis, nuevamente en óvalo, en donde tendrá que salir a confirmar que su triunfo del domingo en Kansas no fue una casualidad.

Temas relacionados