Manchester pegó primero

El juego definitivo ante el Arsenal será el próximo martes en Londres

Si el martes en el Nou Camp, aparte de goles, hizo falta un mejor juego por parte del Barcelona y el Chelsea, el miércoles Manchester United y Arsenal también se fueron en deuda en la otra semifinal de la Liga de Campeones y no correspondieron a la expectativa generada por la simple instancia que afrontan en la máxima competición de clubes.

Pese a que en el ‘Teatro de los Sueños’, como se le conoce al estadio de Old Trafford, se reeditó una de las más grandes rivalidades del fútbol inglés, esta vez a nivel europeo, los aficionados de ambas escuadras se fueron en silencio, esperando que el próximo martes las emociones se multipliquen en Londres.

Frente a frente estuvieron los dos clubes con mayor éxito en las dos últimas décadas del balompié británico, que ahora van por la conquista de Europa. Y el ‘ManU’ parece haber dado un paso adelante después de su triunfo 1-0, gracias al gol del defensor irlandés John O’Shea a los 17 minutos de juego, el cual le dará la ventaja de entrada para el juego de vuelta en el Fly Emirates.

El técnico local, sir Alex Ferguson, reconoció sentirse complacido por haber ganado “un partido de Champions que siempre será importante y más ante una de las fuerzas dominantes en el fútbol inglés en los últimos años”, y además se mostró esperanzado en llegar a la final, luego de cumplir dos objetivos fundamentales en el primer enfrentamiento: triunfar y no recibir gol.

De todas formas los dirigidos por Arsene Wenger confían en remontar el 1-0 en su feudo para llegar a su segunda final en cuatro temporadas y alzar de una vez por todas la esquiva ‘Orejona’. “No será fácil, porque ellos llegan con una ventaja, pero podemos darle vuelta y estar en Roma”, dijo el delantero Theo Walcott, de poca participación en el juego de ayer.

Si no fuese por Almunia...

La velocidad del juvenil atacante no se apreció mucho en Old Trafford debido a que el planteamiento visitante tuvo que cambiar rápido ante la anotación de O’Shea, quien aprovechó un desvío en el área de los ‘Gunners’ y su libertad para rematarle cruzado a Almunia que fue el más destacado de la visita gracias a sus vitales intervenciones.

De no haber sido por el arquero español que atajó al menos tres opciones claras en la etapa inicial y tuvo como aliado el travesaño en el complemento, la serie se pudo haber definido en buena parte en Old Trafford, donde los dueños de casa confirmaron su poderío al completar 21 juegos de Liga de Campeones sin conocer la derrota.

No obstante, el poder ofensivo de los ‘Diablos Rojos’ no tuvo la contundencia de otras noches, porque Cristiano Ronaldo apenas tuvo chispazos, Carlos Tévez estuvo muy lejos del arco y Wayne Rooney luchó en solitario sin mayor éxito.

Arsenal, por su parte, lo intentó por momentos, pero careció de profundidad y las pocas intenciones pasaron por el talento del español Cesc Fábregas, quien intentó juntarse con Adebayor, pero el togolés estuvo bien neutralizado por Rio Ferdinand y compañía.

Temas relacionados