¡El mejor!

Roger Federer sumó su decimoquinto título de Grand Slam. El suizo, de 27 años, superó en una final dramática al estadounidense Andy Roddick.

Cuarenta y seis semanas después de ser derrocado del número uno del circuito por el español Rafael Nadal, el suizo Roger Federer volvió a la cima mundial, tras reconquistar el domingo Wimbledon, sumar su sexto éxito en Londres y el decimoquinto Grand Slam de su carrera, convirtiéndose así en el tenistas con el mayor número de títulos de “los grandes”, superando a Pete Sampras, quien tiene 14.

Federer tuvo que sufrir durante cinco sets durísimos ante un Andy Roddick castigador. En un apasionante encuentro en la pista central, el helvético necesitó nada menos que 4 horas y 16 minutos frente al estadounidense, sexto favorito, para sellar el resultado a su favor por 5-7, 7-6 , 7-6, 3-6 y 16-14, en la que fue su séptima final consecutiva en el All England Club. Más allá de su victoria final, Federer fue exigido al límite pese a haber logrado 107 tiros ganadores en un duelo inolvidable con sólidos servicios de ambos lados. El suizo sumó en total 50 aces por 27 de Roddick.

El quinto set fue de locura, absolutamente vertiginoso. Hicieron falta 95 minutos para poner el punto definitivo a una final que cuenta ya con el mayor número de juegos (con 30) en su último set de las disputadas en el torneo londinense.

Cita con la historia

Sin Rafael Nadal en medio todo ha sido más fácil para el helvético, considerado ya como la mejor raqueta de toda la historia. Con una hoja de servicios fuera del alcance de las grandes leyendas de este deporte. Sesenta títulos. Quince en las veinte finales de Grand Slam, siete seguidas en Wimbledon.

Números que dejan atrás al estadounidense de origen checo Ivan Lendl, que jugó 19, y el estadounidense Pete Sampras, que disputó 18 para conquistar los 14 grandes con los que completó su carrera.

La tendinitis que ha apartado de la lucha al jugador español ha sosegado a Federer, con vía libre para dar alcance a los mitos, rebasar registros y regresar a las alturas del escalafón mundial, un retorno al margen de su perspectiva con el balear en acción. A poco que Nadal hubiera competido, la vuelta de Federer al número uno del mundo hubiera tenido un devenir más distanciado.

Atrás quedan las dudas que asaltaron al suizo hace un año. Cuando perdió ante el español su primera final en el All England Club. Transitaba por el ejercicio con sólo dos títulos en su colección, en Halle (Alemania) y Estoril (Portugal). Y tres finales, además de Wimbledon, perdidas justamente contra Rafael Nadal (Masters Series de Montecarlo, Masters Series de Hamburgo y Roland Garros).

Nadal era entonces una fijación para Federer, que por primera vez tenía en el aire su continuidad en el trono del circuito. Fue tras el Masters Series de Cincinnati cuando el suizo fue derrocado. Las cuentas empezaban a salir. El español ganó en cuartos de final al ecuatoriano Nicolás Lapentti y el helvético cayó ante el croata Ivo Karlovic. Tras los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, la clasificación ATP del 18 de agosto de 2008 ya registró al jugador balear como nuevo dominador del tenis mundial.

Rafael Nadal había puesto fin al dominio de Roger Federer, estancado en la cima durante 237 semanas. Desde el 2 de febrero de 2004 hasta el 18 de agosto del 2008. Ahora, cuarenta y seis semanas después y con el español apartado provisionalmente de la circulación competitiva, el tenista de Basilea regresó a la cima. El distanciamiento de las pistas de Nadal, después de perder por primera vez en Roland Garros, en los octavos de final frente al sueco Robin Soderling, ha supuesto calma para Federer. Ha saldado su cuenta con París, inalcanzable con Nadal en forma. Ha recuperado el trono de Londres, del que también le apartó Rafa. Y ha vuelto a la cima.

A celebrar se dijo

Federer, totalmente emocionado, aseguró que el partido de la final “fue de locos”, después de que hicieran falta 30 juegos para decidir el quinto y definitivo set. “Andy Roddick jugó de forma increíble, tuvo un extraordinario campeonato. Pero, desafortunadamente, en el tenis siempre tiene que haber un campeón. No te preocupes, yo llegué hasta aquí el año pasado y Rafa Nadal me ganó también en cinco sets. Estoy convencido de que regresarás y serás campeón también”, le dijo Roger a su rival.

Roddick negó que su derrota fuera “cruel” y felicitó al campeón, además de dirigirse a su compatriota Sampras para pedirle disculpas por no haber conseguido evitar que Federer lo sobrepasara en títulos de Grand Slam. “Lo intenté. Lo siento Pete”, dijo el estadounidense.

Por su parte, Sampras también reconoció el mérito del suizo, al que calificó de “leyenda”, y subrayó la facilidad con la que Federer “alcanza su mejor nivel”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cabal y Farah, subcampeones en Cincinnati