Webber y Red Bull están en la pelea

El del domingo fue el primer triunfo del australiano en la Gran Carpa.

Mark Webber, del equipo Red Bull-Renault, se convirtió el domingo en Nurburgring, Alemania, en el primer australiano que gana un Gran Premio de Fórmula Uno desde 1981, cuando Alan Jones se impuso en el circuito de Estados Unidos, que esa vez se realizó en Las Vegas.

Webber obtuvo su primer éxito en la máxima categoría del automovilismo en su carrera 132, por lo que celebró emocionado con toda su familia y sus compañeros de equipo.

“Este es un día increíble para mí. Sabía que tenía una buena oportunidad. Tras haber logrado la pole (también la primera de su trayectoria en la F1) sabía que estaba en una buena posición para lograrlo. Sólo la lluvia podría haberme fastidiado, pero por fortuna no llovió”, dijo Webber en la conferencia de prensa.

Claro que no fue una carrera fácil para él, porque al comienzo de la prueba tocó el auto del brasileño Rubens Barrichello (de Brawn GP-Mercedes) y fue sancionado con un paso por los pits. “Me sorprendió cuando lo golpeé. Nada más saber que tenía que cumplir una penalización me frustró, pero el equipo me dijo que tuviera calma”. Su magnífico auto le permitió recuperar la punta pronto y cruzar la meta en primer lugar, por delante de su compañero, el alemán Sebastian Vettel.

Tras este nuevo doblete del equipo Red Bull, Webber cree que el campeonato está más abierto. “Brawn GP va adelante, pero nosotros vamos a seguir peleando hasta el final”, sentenció el australiano, quien ahora es tercero en la clasificación de pilotos, con 45,5 puntos. El británico Jenson Button es líder con 68 unidades, Vettel segundo con 47 y Barrichello cuarto, con 44.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Nuestro futuro olímpico está asegurado

Luego de 14 fechas, así marcha la Liga Águila

A un gran salto, una gran foto