“Todavía no me la creo”

Entrevista con Clara Juliana Guerrero, campeona mundial de bolo, que comienza a competir en el US Open.

Es poco lo que ha dormido. Cuando Clara Juliana Guerrero quiere conciliar el sueño, se repite en su mente una y otra vez el último lanzamiento, en el que hizo moñona, y derrotó en una final muy apretada a la coreana Hwang Sun-Ok para llevarse su segundo título orbital, en la modalidad Master del Mundial de Bolo de Las Vegas, pues horas antes ya se había embolsillado la medalla de oro en Todo Evento.

Pero la quindiana, de 27 años, 18 de ellos dedicados al bolo, no tiene tiempo de celebrar. Este martes comienza, también en Las Vegas, su participación en el US Open, un torneo Major que otorga 12 casillas al Tour Femenino.

Clara Juliana vive hace siete años en Estados Unidos, en donde hace tres se graduó en Negocios Internacionales en la Universidad de Wichita. Allí conoció a su hoy esposo Jofhua David Kuviak, quien también es bolichero.

Antes de nacer, Clara Juliana tenía demarcado su futuro como bolichera. Su abuelo Leonardo Guerrero, sus padres, Clara Inés y Diego, y su hermano, Diego Fernando, también practican este deporte. Sus primeros recuerdos de niña son ella sentada en un coche mientras su familia jugaba en la bolera del Quindío.

Después de 24 horas de haber ganado dos títulos mundiales en la categoría de mayores, ¿qué pasa por su mente?

Pasan las imágenes del último lanzamiento, de lo duro que fue el día. No tengo palabras para expresar todo lo que siento. La verdad, todavía ni me la creo. Es que ganar en Todo Evento y en el Master no es sólo el título más importante en la historia del bolo colombiano sino que es algo que nunca antes nadie había logrado en el mundo. Soy la primera mujer en lograr este récord. Así que estoy realmente emocionada.

¿Y qué tiene que tener entonces una bolichera para lograr tal distinción?

Mucha disciplina. Es dedicar su vida al bolo, levantarse temprano a hacer físico, entrenar tres horas al día en las pistas, llegar a casa a repetir los movimientos, es entregarse al 100%.

Hace siete años que usted vive en Estados Unidos, ¿cree que el roce de estar jugando con las estadounidenses le sirvió para llegar a la cima?

Sí, sin duda. Me ha dado mucho conocimiento, porque el Tour Femenino aquí es demasiado competitivo. Yo creo que esa experiencia me ha dado un plus en mi juego y en mi consistencia. Y eso lo noté en la final del domingo, en la que no me sentí presionada. Jugué tranquila y pude sostenerme así hasta el final.

Pero los títulos mundiales no son ajenos para usted. En 2002 fue elegida la mejor ‘amateur’ del mundo y en 2005 se llevó el título orbital de Ranking?

Sí, claro, pero lo de este fin de semana es otro nivel. Aunque valore esos títulos, lo que gané en Las Vegas es algo absolutamente grande. Fue llegar a la élite mundial de bolo.

Pero entonces, ¿qué le queda por ganar?

Pues la verdad muchas cosas, porque aunque llevo siete años jugando en Estados Unidos en todos los torneos nacionales y en el Tour Femenino por dos temporadas, no he podido todavía ganar ningún título. Así que desde mañana (hoy) en el US Open comienza mi camino hacia ese nuevo reto profesional.

En algún momento se ha sentido discriminada por ser colombiana, teniendo en cuenta que son las estadounidenses y las orientales las dominadoras de este deporte?

No, para nada. Yo creo que por el contario ellas se sienten más aliviadas que gane una colombiana a que lo haga una rival directa de ellas.

Clara Juliana parte de nuevo para las pistas, a entrenar, porque hoy le espera una dura prueba. Pronto estará con la selección de Colombia, con la que competirá en el Americano en Puerto Rico, y en noviembre en los Juegos Bolivarianos, en Bolivia.

Temas relacionados