Equipos finalistas tienen estadísticas muy similares en 2009

Ambos se han caracterizado por su buen funcionamiento como conjunto, pero los paisas desequilibran con sus individualidades.

Trabajo y disciplina son las claves de Medellín y Atlético Huila, los flamantes y justos finalistas de la Copa Mustang II, un torneo en el que los equipos de mejor rendimiento disputarán la estrella.

Y aunque el conjunto paisa arranca como favorito, sus estadísticas de 2009 son muy similares a las del Huila. De hecho, en la reclasificación, los opitas suman 65 puntos, dos más que los antioqueños, que tuvieron un primer semestre fatal.

Los 30 jugadores que ha utilizado el Medellín en este torneo tienen un promedio de edad de 22,7 años, mientras que los 29 alineados por el Huila promedian 26,6.

El máximo artillero de los rojos es Jackson Martínez, quien ha hecho 16 goles. El cañonero huilense es Iván Velásquez, quien lleva 12. Sin embargo, 13 jugadores de cada equipo han anotado este semestre, en el que el Poderoso ha sido más efectivo, pues suma 41 tantos, por 35 del Huila. En defensa también ha sido mejor, pues ha permitido 24 goles, cinco menos que su rival de mañana.

Tal vez la gran diferencia entre las dos instituciones está en su historia. Mientras Medellín fue fundado el 15 de abril de 1914 y en el profesionalismo lleva cuatro títulos (1955, 57, 2002 y 2004) y seis subtítulos, el Huila nació el 19 de noviembre de 1990 y tiene dos títulos de la Primera B (1992 y 97) y un subtítulo, en 2007.

En este torneo Medellín decidió apostarle a su cantera y darles continuidad a varios jugadores que antes actuaban esporádicamente. A ellos sumó la experiencia del arquero paraguayo Aldo Bobadilla, el defensa Samuel Vanegas y el volante John Javier Choronta Restrepo. Contó además con la fortuna de que Jackson Martínez dejó de ser promesa y se consolidó como goleador. Y que el talentoso Luis Fernando Mosquera asumió el rol de conductor del equipo.

Huila, que contó con el apoyo irrestricto de las autoridades locales y departamentales, así como de la empresa privada, decidió darle continuidad en el banquillo a un hombre de la casa, Luis Guillermo Teacher Berrío, quien se la jugó con algunos futbolistas de la región, tres extranjeros muy rendidores y un veterano goleador que lo sacó de problemas. Comenzó el torneo con mucho ímpetu, empujado por los goles de Hernán Córdoba, quien falleció trágicamente en un accidente automovilístico. Luego entró en un bache, pero en los cuadrangulares recuperó la mística y el espíritu de lucha, encarnado por los panameños Amilkar Henríquez y Nelson Barahona, dos jugadores modernos, de ida y vuelta, que además de defender saben con la pelota y generan fútbol.

Ese duelo en la mitad de la cancha entre los canaleros y la dupla Choronta-Juan Esteban Ortiz será uno de los atractivos en los dos choques de la final, así como ver a jugadores de gran nivel como el lateral escarlata Juan David Valencia y el volante opita Lewis Ochoa enfrentando a su antiguo equipo.

Ambos conjuntos han sido fuertes en casa y complicados fuera de ella. Los dos tienen jugadores atrevidos y desequilibrantes y técnicos ambiciosos y astutos. Sólo falta que ruede el balón en Neiva y los protagonistas dejen el alma en la cancha, porque las finales no se juegan, se ganan.

“Dios quiera que me recupere”

Aunque hoy en el Atlético Huila todo es celebración, hay sin embargo una preocupación y es la lesión de su goleador Iván ‘La Champeta’ Velásquez, quien inclusive podría perderse los dos partidos de la final ante el Medellín.

El jugadores, de 33 años de edad y quien ha marcado en este campeonato 12 tantos, sufrió un tirón en la pierna izquierda y, según el cuerpo médico del club opita, aún no se puede considerar su pronto regreso.

“Dios quiera que me recupere. Iba corriendo y sentí un jalón muy fuerte que infortunadamente me sacó del partido. Aunque siento tristeza por mi lesión, la verdad es que la felicidad por clasificar a la final es mayor. El resultado demuestra que este equipo está vivo para todo. Hemos demostrado que estamos para cosas grandes”, dijo ‘Champeta’, quien marcó dos de los cuatro goles con los que el conjunto de Neiva goleó a Santa Fe y de paso lo eliminó.