Ferrari resucita a Alonso

El español sumó su vigésima segunda victoria en la F-1, la tercera en Bahrein.

En su primera carrera como piloto de Ferrari, Fernando Alonso entró en la historia del equipo de Maranello al imponerse en el circuito de Bahrein, primera cita del Mundial de la Fórmula Uno, por delante de Felipe Massa, su compañero, y de Lewis Hamilton. El español, de esta forma, vuelve a comandar la clasificación general tres años después de la última vez, mientras que Michael Schumacher, en su regreso, terminó sexto, justo por delante del actual campeón, Jenson Button.

Nada más tomar la salida, Fernando Alonso se colocó segundo por detrás de Sebastián Vettel, al superar a Felipe Massa, por el interior, en la segunda curva. A partir de entonces, los tres primeros clasificados circularon sin mayores apuros, se fueron despegando del resto de sus rivales hasta que, alrededor de la vuelta 30, Vettel tuvo un problema mecánico en el escape de su Red Bull que le restó potencia. En un par de giros, Alonso se echó encima del alemán y lo superó sin mayores problemas (vuelta 34). Sin Vettel por delante, el ovetense se limitó a completar el resto de la carrera hasta cruzar la meta, dando puñetazos al aire, completamente eufórico.

“Ganar la primera carrera es importante, pero no crucial. Lo que sí es vital es ir puntuando, entender mejor el comportamiento de los neumáticos. El auto es fiable porque, de lo contrario, este resultado no hubiera sido posible”, dijo Alonso al bajarse de su F10. Esta es su victoria número 22 en la Fórmula Uno, una circunstancia que lo coloca como el décimo corredor que más triunfos ha conseguido, los mismos que Damon Hill.

“Tenemos una buena base. El auto ha ido estupendamente desde la salida, pero si Vettel no hubiera tenido un problema habría sido muy difícil adelantarle”, recalcó Alonso, quien dedicó la carrera a “todo el equipo, que ha trabajado mucho durante el invierno, y a Montezemolo, quien también ha puesto mucho de su parte para motivar a la gente”.

La Fórmula Uno se desplaza ahora hasta Melbourne, donde en dos semanas se celebrará el Gran Premio de Australia.

Temas relacionados