"Esperaba un oro, máximo dos, y resulté ganando tres"

La tiradora vallecaucana Singrid Romero fue la deportista que más medallas ganó para la delegación nacional, pues subió siete veces al podio.

¿Cómo comenzó a practicar el tiro con arco?

Yo primero practiqué gimnasia y luego natación, porque mis papás querían que me dedicara a algún deporte, hasta que un primo me llevó a ver tiro con arco. Al principio no me gustó, me pareció aburrido, pero a los seis meses fui a un campeonato nacional y gané, aunque al año me salí porque no tenía plata para comprar un arco.

¿Y cómo hizo para regresar?

Mi papá buscó un préstamo y me compró un arco viejísimo, de segunda, era como de la prehistoria, pero con ese gané en cadetes y juvenil. Después compramos otro arco, que duramos pagando como tres años, hasta que llegué a la selección.

¿Cuál ha sido su mayor logro desde entonces?

Haber ido a los Juegos Olímpicos de Pekín. Mi entrenador me pedía que me pusiera objetivos reales y el sicólogo que pensara en 2012, pero lo logré, a pesar de que me daba rabia que no confiaran en mí. Esa ha sido mi mayor alegría, aunque también una gran desilusión.

¿Por qué?

Porque creíamos que podíamos pelear una medalla. Nos preparamos en Francia, Turquía y Corea, llegamos muy encima de la competencia y eso nos mató, pero aprendimos la lección.

¿Presupuestaba ganar tres oros, tres platas y un bronce en los Juegos Suramericanos?

No, la verdad esperaba un oro, máximo dos, pero resulté ganando tres y dos más se me escaparon de las manos.

¿Cree que es posible ganar una medalla olímpica?

Sí, ahora más que nunca, porque me he dado cuenta de que no sólo importa el nivel que uno tenga, sino cómo afronte cada situación. Hay que vencer los nervios y dominar la mente.

¿ A qué se dedica cuando no está entrenando o compitiendo?

Desde hace un año, cuando tomé la decisión de competir por Antioquia y dejar el Valle, vivo sola en Medellín, en la Villa Deportiva. Acá me apoyan en todo. Me gusta salir a caminar, ir a cine y reunirme a conversar con amigos y otros deportistas. Alterno el deporte con mis estudios de tecnología química. En realidad no queda mucho tiempo para hacer otras cosas.

Temas relacionados