Impacto sobre el empleo

Aunque los expertos dicen que es imposible calcular hasta cuándo seguirá cayendo el dólar, lo que sí se ha podido calcular es la pérdida de empleos que este movimiento de la moneda ha provocado en Colombia.

Los más afectados han sido aquellos sectores de la economía que requieren grandes cantidades de mano de obra y que se basan en ella para producir.

Solamente el sector floricultor ya anunció el despido de más de 15 mil personas, entre trabajadores directos e indirectos, además de los otros 200 mil que, de seguir con la caída, también se quedarán sin un sitio para laborar.

El panorama de los textileros es igualmente dramático, pues Iván Amaya, presidente de la Asociación Colombiana de Textileros (Ascoltex), dejó saber que la industria ha suprimido nueve mil empleos en el último año y que las exportaciones a Estados Unidos se han reducido entre 25 y 30%. Mientras que para los cafeteros, la descolgada del dólar ha significado dejar de recibir alrededor de $400 mil millones.

Por su parte, Roberto Hoyos, presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia, dice que “estamos al borde del abismo, en los últimos meses hemos tenido que cerrar 1.500 hectáreas de sembrados, lo que ha originado el despido de unas mil personas. Pero lo más grave no es lo que ha pasado, sino las perspectivas, pues con los altos costos de mano de obra, el alza en los fertilizantes y la actual tasa de cambio, el sector del banano es inviable y peligran las 44 mil hectáreas que hay sembradas en el país”.

En cifras

200

mil personas empleadas por el gremio floricultor perderían su trabajo si el dólar sigue cayendo.

Temas relacionados