La vitrina de los negocios

Proexport coordinó 412 citas entre exportadores nacionales y empresarios internacionales. Vestidos de baño, ropa interior y jeans fueron los productos más demandados por los compradores.

A escasos metros de donde esbeltas modelos exhibían en las pasarelas las prendas más creativas e innovadoras de Colombiamoda, un grupo de 613 compradores, provenientes de naciones como Portugal, México y otros 21 países, se reunieron con empresarios colombianos, con la intención de llevar a sus mercados lo mejor de las confecciones nacionales.

En efecto, en Colombiamoda edición 2009, la feria del sector más importante del país y una de las más destacadas de la región, se llevó a cabo, por primera vez en sus 20 años de historia, una rueda de negocios promovida por Proexport.

Esta vez, los potenciales importadores tuvieron un espacio acondicionado para reunirse a negociar y en su lista de compras se destacaron los vestidos de baño, la ropa interior de alto valor agregado, los jeans, la ropa casual de diseño para mujer y las colecciones completas, incluyendo accesorios, bisutería y manufactura de cuero.

Con desfiles de marcas como Leonisa, Agua Bendita, Tarrao y Divino, los confeccionistas de ropa interior y vestidos de baño dieron a conocer la calidad de estas prendas.

Según Javier Ramírez, representante de Creaciones Ochoa Velásquez, fabricante de los vestidos de baño Calixta, la clave para conquistar los mercados externos está en acomodarse a las exigencias de cada país. “La mayor parte de nuestra producción va para las exportaciones a destinos como Canadá, México, Venezuela y el Caribe, y lo que buscan los compradores es que nos adaptemos a sus necesidades. Tenemos que dejar la idea de que lo que les gusta a las colombianas, les gusta las demás mujeres. Eso no es así”.

Para la directora de Proexport, María Elvira Pombo, la realización de la rueda cumplió con los objetivos. “El evento más importante sigue siendo Colombiamoda, pero lo que nosotros buscamos es crear una plataforma adicional para que las empresas tengan los espacios adecuados para negociar, especialmente hacia Europa, México, Estados Unidos y América del Sur”.

Las cifras respaldan estas palabras. En las 412 citas que se concretaron, se generaron expectativas de negocios por US$10,9 millones, a esto se le suman US$41,3 millones en posibles compras reportadas por Proexport, para un total de potenciales transacciones de US$52,2 millones.

Además, los empresarios que asistieron a Colombiamoda sin la invitación de Proexport lograron expectativas de negocios por US$13,4 millones.

En conclusión, estos cuatro días de feria le dejaron al país la posibilidad de generar ventas por US$65,6 millones, esto es, 47% más que el resultado de la edición del año anterior.

“A pesar de la situación con Venezuela y Ecuador, estamos muy satisfechos con los resultados de Colombiamoda”, manifestó Alonso Salazar, alcalde de Medellín, al entregar el balance de esta feria.

Los números de Colombiamoda también respaldan la decisión del Gobierno y del sector privado de incluir el sector textil, confección, diseño y moda entre los ocho que se transformarán productivamente para convertirse en las principales fuentes de ingresos para el país.

Esta iniciativa pretende que en 2012, por ventas de los productos relacionados con este rubro, Colombia perciba ingresos por US$17 mil millones, de los cuales 12 mil millones corresponderán a las exportaciones.

Según Carlos Eduardo Botero, director ejecutivo de Inexmoda, el objetivo es generar 320 mil empleos adicionales con esta iniciativa. El sector ha demostrado en el pasado que tiene el potencial para lograrlo.

“El diseño exige mucho estudio”

El Instituto Marangoni, creado en 1935 y con sedes en Milán, París y Londres, ha estado vinculado con Colombiamoda en sus últimas cinco ediciones, tal y como lo relata Paula Gunther, encargada de las relaciones internacionales de la entidad para América Latina.

¿Por qué se vincularon con esta feria?

Este año la organización me llamó y me preguntó si quería participar como patrocinador de Latinoamérica Habla, nos vinculamos y entregamos un premio.

¿Cómo analiza la moda nacional?

He estado en cinco ediciones y he podido notar la evolución. Hay mucha creatividad y creo que la moda en Colombia hace una contribución muy importante en el campo latinoamericano e internacional.

¿Qué falta?

Falta lo de la proyección, de cómo vender la moda, de cómo llegar al público e interpretar lo que está pasando en el mundo, para darle al cliente lo que necesita. A veces se confunde el concepto de diseñador y se copia lo de Estados Unidos o Europa y se le vende a la familia o a las amigas, pero la realidad es que el diseño exige mucho estudio y disciplina.

Temas relacionados