Netanyahu, en aprietos por cuñado

El esposo de su hermana salió al aire para referirse de manera poco diplomática al presidente de Estados Unidos.

Es probable que en la próxima reunión familiar de Benjamín Netanyahu el clima no sea el más agradable a la hora de sentarse a la mesa. No era para menos. El miércoles, cuando las relaciones entre el primer ministro israelí y el trío Obama-Biden-Clinton seguían en su máximo nivel de tensión, el esposo de su hermana salió al aire en radio nacional para referirse de manera poco diplomática al presidente de Estados Unidos.

“Antisemita, antiisraelí y antijudío”, fueron algunos de los calificativos utilizados por Hagai Ben-Artzi, esposo de Sarah Netanyahu, quien además aseguró que “cuando un presidente antisemita llega al cargo en EE.UU. tenemos (Israel) que decir que no se rendirá”.

Netanyahu lleva los últimos días tratando de enmendar el “insulto” (según lo catalogó la secretaria de Estado, Hillary Clinton) de haber asegurado, durante la visita del vicepresidente Biden a Jerusalén, que continuará en su determinación de expandir en 1.600 casas la presencia hebrea en el Este de Jerusalén.

El martes, Netanyahu tuvo una conversación reservada por teléfono con Biden y por eso salió el miércoles a rechazar rotundamente lo expresado por su cuñado. Sin embargo, la crisis continúa. Netanyahu sigue resuelto a  construir las casas, en detrimento de la salud del proceso con la Autoridad Palestina, que se opone a la avanzada sobre Jerusalén.

 

últimas noticias

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump

El judío que le enseñó oratoria a Hitler