Hay que romper las reglas

El mundo pasó de la era del petróleo a la digital. Los cambios llegaron a los consumidores, quienes se volvieron más exigentes. El desafío está en conocer al cliente y pensar diferente.

Uno de los desafíos más grandes del mundo corporativo es cómo liderar los cambios y no seguirlos.

Por ello, Foros El Espectador trae a Colombia a Robert Kriegel, uno de los expertos más reconocidos del mundo en estrategias de diferenciación y guías prácticas para sobresalir en tiempos de turbulencia, cambios e intensa competencia. Dictará una conferencia el próximo martes, en la Cámara de Comercio de Bogotá, sede Salitre.

Hablamos con Kriegel sobre diversos aspectos de la competencia en la actualidad.

¿Cuál es la importancia de diferenciarse de la competencia en momentos de crisis?

En la actualidad hay más competencia y todo está cambiando. Estamos pasando de la era del petróleo a la digital. Cambiaron las maneras de comunicarse, de relacionarse con los clientes y cómo compra la gente. Hoy no se pueden hacer las cosas como en el pasado, hay que innovar. Pasó la época de competir con productos básicos y precios. Propongo no competir con precios bajos y menores valores, los otros harán lo mismo, sino con diferenciación de la competencia. Hay que redefinir el juego y cambiar las reglas.

Esto implica romper paradigmas, ¿cómo hacerlo?

De hecho, ya se han roto con el paso de una era a otra. Ello ha implicado también cambios en los consumidores. Las empresas hoy deben tener en cuenta quiénes son sus clientes, conocer cómo compran y dónde. Entre más se conozca al comprador, mejores posibilidades para innovar se tienen y se puede proponer en lugar de perseguir a los clientes. De las 10 reglas que se deben seguir nueve tienen que ver con cuidar a los clientes con calidad y servicio, y la décima es romper las reglas.

¿Cómo buscar ese espacio para estar a la vanguardia?

Le enseño a la gente a que se salga un momento de la acción y se tome un tiempo para pensar. La revista Fortune hizo un estudio que mostró que los ejecutivos que se tomaban unas horas al día para pensar lograban una mejor perspectiva de sus negocios y les permitía estar un paso adelante de la competencia, que se quedaba en  estrategias de precios y no se atrevían a romper las reglas y pensar en algo diferente.

Entonces, ¿estar un paso adelante incluye incorporar la cultura del cambio en las organizaciones?

He encontrado que las compañías que realmente tienen cultura de cambio son aquellas que son proactivas, que prefieren liderar en lugar de seguir a las que mandan la parada. Las que crean el cambio, no las que responden a los cambios. Esto implica tener una actitud permanente de cambio y crear el espacio para nuevas ideas y posibilidades. La cultura de la innovación requiere tres aspectos: repensar las reglas del juego, redefinir el rol de los clientes y reinventar el juego.

¿Qué conoce del ambiente competitivo en Colombia?

Se trata de un país que ha emprendido políticas para integrarse más a un mundo globalizado, que tiene compañías que están haciendo esfuerzos para mejorar su competitividad internacional. También hay que tener en cuenta que a Colombia están llegando compañías. Pero hay que prepararse para los cambios, hoy tenemos uno nuevo el cual debemos conocer para liderar.

Temas relacionados