Tres días de violencia entre Israel y Palestina

Una ofensiva israelí sin precedentes en los últimos meses ha matado desde el viernes a por lo menos 18 palestinos en la franja de Gaza.

Los ataques por parte de la Fuerzas de defensa israelíes se deben a un supuesto atentado de grandes proporciones que líderes milicianos de Al Quds preparaban contra Israel.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, afirmó que sus fuerzas han hecho 26 incursiones en Gaza, mientras que los milicianos palestinos han lanzado 124 misiles.

Entre los muertos, 15 han sido señalados como combatientes palestinos que murieron entre el viernes y el sábado. Ayer se sumaron otros tres palestinos, entre ellos un menor de 13 años y un granjero de 52, los primeros civiles que son víctimas de los actuales enfrentamientos. Adham Abu Salmiya, portavoz de los servicios de emergencia en la franja de Gaza, informó de que el menor fue alcanzado por un misil israelí cuando se dirigía a la escuela en el campo de refugiados de Yabalia. El tercer fallecido es un miliciano de 24 años, miembro del brazo armado de los Comités Populares de Resistencia.

Según el gobierno israelí, la serie de ataques se están llevando a cabo en respuesta a un supuesto atentado que estaba siendo planeado por las brigadas Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica. El primero de los ataques acabó co la vida del secretario general de este grupo, Zuhair al Qaisi, y de su yerno, Mahmud Hanani. "No hay duda que las operaciones del Ejército han perturbado la organización del atentado, por supuesto sólo con el tiempo lo sabremos con seguridad", aseguró el jefe del gobierno israelí, Benjamín Netanyahu.

La lluvia de cohetes proveniente de Gaza es, desde luego, bastante artesanal si se le compara con el equipamiento militar de los israelíes. No ha dejado hasta ahora víctimas ni daños materiales significativos. Israel utiliza, además, un sofisticado sistema de interceptación de cohetes: el Iron Dome, que deja pasar los que se dirigen a zonas abiertas y trata de derribar los que amenazan a la población. Cada interceptor le cuesta al ejército israelí cerca de US$40 mil.

Netanyahu y Ehud Barak creen que la actual espiral de tensión continuará algunos días más, mientras avanzan los contactos que están haciendo a través de Egipto para declarar un nuevo alto el fuego.

331796

2012-03-11T21:40:31-05:00

article

2012-03-11T21:40:31-05:00

none

Redacción Internacional

El Mundo

Tres días de violencia entre Israel y Palestina

48

2220

2268