¿Con qué droga aguanta Chávez?

Tras culminar las radioterapias en Cuba, el 11 de mayo, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, no había aparecido en público.

Tanto ánimo, luego de los pronósticos oficiales que le auguran pocos meses de vida, volvió a desatar todo tipo de rumores. No es para menos: la última vez que Chávez se presentó en público, no caminaba y se veía muy afectado. De hecho, se decía que usaba silla de ruedas.

Aunque la comparecencia presidencial del sábado fue de apenas media hora, Chávez les salió al paso de algunas versiones sobre un supuesto empeoramiento de su salud. Según publicó el periódico español ABC, citando informes de inteligencia, la mejoría es aparente, “pues el cáncer sigue avanzando”, advierte el diario. Chávez estaría tomando fentanilo, un opiáceo que es “cien veces más fuerte que la morfina para aliviar los fuertes dolores que le causa el persistente avance del cáncer en los huesos”.

El fentanilo pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos) y actúa al modificar la respuesta del cerebro y del sistema nervioso ante el dolor. En la escala analgésica que siguen los oncólogos para manejar el dolor de sus pacientes, el fentanilo hace parte de la última línea de tratamiento. “Se puede inyectar vía intravenosa después de una cirugía, pero en pacientes con dolores crónicos, como los que produce el cáncer, se utiliza en forma de parches transdérmicos”, explicó el médico oncólogo Carlos Castro, de la Liga Colombiana contra el Cáncer.

Castro señaló que cuando sus pacientes dicen que prefieren morir a seguir soportando un dolor, y ningún otro medicamento funciona, decide recurrir al fentanilo. Sin embargo, los parches cutáneos de este producto pueden causar efectos secundarios: dolor de cabeza, cambios de estado de ánimo, nerviosismo, depresión, confusión, problemas de memoria, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), debilidad, mareo, dificultad para dormir o permanecer dormido, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, dolor, ardor, hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies, boca seca, problemas estomacales, entre otros.

El documento conocido por el periódico español fue “elaborado a partir de los dictámenes médicos del equipo de facultativos que atiende a Chávez, confirma que el presidente padece un rabdomiosarcoma, un tumor cancerígeno de los músculos que van adheridos a los huesos, con metástasis en estos. Una parte de equipo médico estima, sin embargo, según la misma fuente, que si no sucede una inesperada recaída, el presidente Chávez podría llegar a las elecciones presidenciales”.

 

últimas noticias

Así quedó el nuevo mapa mundial del aborto

contenido-exclusivo

La sátira política, ¿con los días contados?