Argentina estudia ley de matrimonio homosexual

La Iglesia y el gobierno se enfrentan por la norma, que convertiría a este país en el primer latinoamericano en aprobar las uniones gay.

El Senado argentino debatía este miércoles un proyecto de ley que, como pocos, llamó la atención de todo el continente. Se trata de la iniciativa que propone incluir en el Código Civil la aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo, y que haría del país austral el primero en América Latina con este tipo de legislación.

La discusión trascendió al órgano legislativo y desató una fuerte disputa política entre la Iglesia y el gobierno, así como también reacciones —a favor y en contra— en distintos ámbitos de la sociedad. En el debate, la Iglesia tildó el asunto de “demoniaco” y llamó a una “guerra santa” para defender la familia. “No se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo sino de una movida del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”, afirmó el cardenal primado de Argentina, Jorge Bergoglio.

Durante los últimos días, en varias ciudades del país, la gente se aglomeró para protestar en contra del proyecto de ley, o para apoyar la iniciativa de congresistas oficialistas. Desde sus estrados, arzobispos y autoridades eclesiásticas han aprovechado para culpar al gobierno y exigir que la ley se vote en contra.

En la noche del martes, vestidos con camisas de color naranja, cerca de 50.000 personas se reunieron en las puertas del Congreso, convocadas por la Iglesia católica y las Iglesias evangélicas argentinas, para expresar su rechazo al proyecto. En contrapartida, cerca de mil personas lo hacían en el Obelisco, golpeando cacerolas, con las características banderas de colores, para pedir la sanción de la ley.

Este miércoles, mientras el debate se daba a puerta cerrada, en las cercanías del Congreso todavía se escuchaban cánticos a favor de una y otra posición y la policía intentaba controlar posibles enfrentamientos entre los dos bandos.

Desde China, donde se encuentra en un viaje oficial, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner declaró: “Están presentando esto como un conflicto religioso y moral, como una amenaza al orden natural. Sería una terrible distorsión de la democracia si se les niegan los derechos a las minorías”.

Adentro del recinto se evidenciaba un halo de incertidumbre entre los senadores. Desde el ala kirchnerista intentaban convencer a algunos congresistas de la oposición para votar la medida. “Hay una parte de la sociedad que necesita derechos y obligaciones; necesita que se respete con la ley”, afirmó el senador Luis Juez.

En principio, el proyecto contaría con una mayoría ajustada. En horas de la tarde, el matrimonio homosexual contaba con 35 votos a favor, mientras que 32 senadores lo rechazaban.

213409

2010-07-14T23:46:35-05:00

article

2010-07-14T23:46:35-05:00

ee-admin

none

Nicolás Cuéllar Ramírez / Buenos Aires, Argentina

El Mundo

Argentina estudia ley de matrimonio homosexual

46

2816

2862