Norcorea alista sucesión de su líder

Kim Jong-Il dejaría el poder por problemas de salud.

Desde hace 30 años Corea del Norte no vivía una reunión tan importante en el seno del Partido Comunista como la que tuvo lugar en la capital, Pyongyang.

Aunque las agencias oficiales informaron que en el encuentro el presidente Kim Jong-Il había sido reconfirmado en la secretaría general del partido, el verdadero motivo de la reunión pareció ser la sucesión de Kim Jong-Il, de 68 años, quien desde 2008 viene padeciendo de un deterioro progresivo de su salud. Ese año sufrió una apoplejía, que se sumó a la diabetes y a sus problemas cardiacos, y desde entonces sus apariciones públicas disminuyeron notablemente.

Pocas horas antes de que los representantes se encontraran, Kim Jong-Un, un hombre de 27 años hasta ahora desconocido para el mundo, fue ascendido a general por su padre, siguiendo la tradición de la única dinastía comunista que persiste en el mundo. En la intimidad del partido desde hace tiempo se analiza la posibilidad de integrar al joven en un cargo dirigencial que le sirva como preparación para asumir el poder una vez Kim Jong -II fallezca.

La última reunión de este tipo tuvo lugar en 1980, cuando Kim Jong-Il fue confirmado como heredero de su padre, Kim Il-Sung, fundador de la Corea comunista muerto en 1994.

Temas relacionados
últimas noticias