Coletazos de la islamofobia

Millonaria campaña publicitaria enardece a conservadores y a la comunidad árabe.

Un nuevo caso de islamofobia se presentó en Estados Unidos a raíz de un controvertido anuncio publicitario de la cadena de restaurantes Dunkin’ Donuts, en el que su modelo, la célebre chef de cocina Rachael Ray, posó ante las cámaras con un Keffiyeh, la tradicional bufanda árabe, enredada sobre su cuello.

Desde entonces la campaña publicitaria se convirtió en blanco de fuertes críticas por parte de sectores conservadores. “El Keffiyeh es un emblema del Yihad palestino, así como todo lo que representa el terrorismo musulmán. Es el momento para dejar de apoyar un símbolo que representa a quienes han atentado contra nuestro pueblo”, declaró Michelle Malkin, columnista de la cadena de noticias Fox News, que inició una campaña nacional en contra de los avisos.

En cuestión se le sumó un sinnúmero de columnistas de prensa y bloggers en internet, quienes acusaron a los anuncios de ser simpatizantes del fundamentalismo islámico. Fue tanta la presión que recibió Dunkin’ Donuts, que la empresa se doblegó ante el acoso. “Retiramos la campaña publicitaria para evitar malos entendidos”.

El anunció  produjo  una avalancha de críticas por parte de líderes islámicos y grupos defensores de derechos humanos en todo el país. “Esto no es más que otra muestra de la fobia por la cultura islámica que existe en algunos sectores del país. Asociar una prenda insignia de las tradiciones árabes con acciones bélicas de algunos extremistas es demasiado”, dice Ahmed Rehab, miembro del Consejo Americano para Asuntos Islámicos con sede en Washington. “Rotular al Keffiyeh como símbolo del extremismo islámico es un agravio contra el pueblo musulmán”, añade.

Ben Becker, portavoz de A.n.s.w.e.r, organización que congrega a más de 120 grupos de acción en contra del racismo, la guerra y la xenofobia, sostuvo que su organización no puede entender “cómo una compañía de la trayectoria de Dunkin’ Donuts se ha dejado disuadir por los prejuicios y el racismo religioso. Lo único que logran este tipo de acciones es deteriorar las relación entre Occidente y el mundo árabe”.

Por esta razón, las ONG de derechos humanos, grupos proárabes y en contra el racismo en Estados Unidos y Europa, se unieron para lanzar un boicoteo a la cadena de restaurantes, similar al  ocurrido en 2006 contra productos daneses después de la publicación de las polémicas caricaturas del profeta Mahoma.

¿Islamofobia?

El prejuicio contra el pueblo islámico y su cultura se disparó después de los atentados a las Torres Gemelas, así lo explica Ajay Nair, del comité de asuntos multiculturales de la Universidad de Columbia. “Desde entonces, la discriminación y el prejuicio contra el Islam han sido una combinación de miedo e ignorancia. La gente considera que sus creencias son semillas de odio y terrorismo. De lo que no son conscientes es que este espiral de miedo causa fobia y racismo contra la población árabe”.

“Estamos cansados de estar estigmatizados y catalogados como extremistas. Se nos sindica de actos que nosotros mismos condenamos. ¿Es el color de nuestra piel o el dios que alabamos o es simplemente por el hecho de ser árabes?”, se pregunta Mohib, un joven pakistaní, quien respondió al masivo llamado al boicoteo. “Esparcir el miedo y paranoia contra el


mundo árabe en este país lo único que busca es mantener el apoyo incondicional a la guerra en Irak”, concluye el estudiante de sicología.

Ekmeleddin Ihsanoglu, secretario general de la Organización de la Conferencia Islámica (OIC) condenó estos hechos la semana pasada. “Es el momento de rechazar y cerrar filas contra cualquier brote de islamofobia en Occidente, de lo contrario esta campaña de provocación continuará”.

Sin embargo, sectores conservadores estadounidenses sienten haber ganado la batalla, aunque sea por el momento. “Es refrescante ver cómo una compañía estadounidense muestra sensibilidad a las preocupaciones de la mayoría del pueblo americano que está en contra de la Yihad islámica y de sus apologetas”, afirmó Michelle Malkin en su columna de la semana pasada.

Caricaturas explosivas

Lo que comenzó como una simple excusa para generar sonrisas, terminó siendo unos de los insultos más graves al Islam. En septiembre de 2005, el diario danés Jyllands Posten publicó varias caricaturas en las que el profeta Mahoma cargaba explosivos. La ira estalló en el mundo árabe.

En febrero de 2006, las sedes diplomáticas de Dinamarca en Siria y Líbano fueron incendiadas por manifestantes; una persona murió atrapada por las llamas. En julio y septiembre de ese mismo año, las autoridades europeas frustraron dos ataques terroristas en Alemania y en la ciudad danesa de Odense.

Aunque las ilustraciones mostraban diferentes rostros, fueron identificadas fácilmente por el uso del Keffiyeh, la prenda tradicional y emblemática de los árabes para protegerse del sol en el desierto.

La confrontación parecía olvidada, hasta que medios nórdicos, en febrero de 2008, publicaron los dibujos de nuevo. La inteligencia danesa ha alertado sobre un inminente atentado en el país.

Israel y Hamas pactan una tregua

Israel y Hamas pactaron un alto al fuego que comenzará mañana, 19 de junio, por la mañana, según confirmó un alto funcionario egipcio citado por la agencia estatal Mena y una fuente palestina cercana a las negociaciones. Poco después Hamas confirmó la información. “Las dos partes llegaron a un acuerdo y la tregua entrará en vigor a las seis de la mañana”, dijo una fuente palestina que prefirió mantener el anonimato. Ambas partes negociaron un acuerdo similar desde hace semanas, con el auspicio de Egipto.

La agencia estatal egipcia no dio más detalles sobre el acuerdo, pero informó que la tregua fue posible gracias a los esfuerzos mediadores del gobierno de El Cairo. Este fin de las hostilidades entre Israel y la organización terrorista que gobierna la franja de Gaza se acordó a pesar de que hoy han muerte seis palestinos en varios bombardeos de la aviación israelí en la franja de Gaza.

Entre las condiciones de la tregua, Hamas pide el fin del bloqueo sobre la franja de Gaza, así como la apertura de los puestos fronterizos, mientras que Israel exige el inmediato cese de lanzamiento de cohetes contra su población.

últimas noticias