Las condiciones de Correa

Nueva mediación en conflicto entre Ecuador y Colombia. El Secretario de la OEA le comunicó las exigencias al presidente Álvaro Uribe.

En un nuevo intento diplomático por restablecer las relaciones bilaterales entre Ecuador y Colombia, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, se reunió el miércoles en la mañana con el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Después de la entrevista, Isulza dio una rueda de prensa donde dijo sentirse optimista por el futuro del diálogo entre ambos países.

“El clima en el cual se desarrollan nuestras gestiones ha mejorado sustantivamente, pero por lo mismo creo que es bueno ser muy prudente en las declaraciones”, afirmó Insulza a los periodistas en el Palacio de Carondelet, sede del Gobierno ecuatoriano.

Insulza y Correa debatieron sobre las condiciones bajo las cuales Ecuador accedería a dialogar nuevamente con el Gobierno colombiano, después de que varios intentos de organizaciones internacionales y emisarios de ambas naciones fallaran.

“El presidente Correa me ha planteado las condiciones en las cuales volver al diálogo podría ser posible y, naturalmente, tengo que ver si esas condiciones son posibles de la otra parte”, dijo Insulza.

Antes de producirse la reunión entre Correa e Insulza, la canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, declaró que su país está a la espera de un informe sobre el ataque realizado por Colombia, en marzo pasado, a su territorio.

“Pedimos a Colombia dos elementos fundamentales: la entrega de los videos de los aviones que efectuaron el bombardeo y la información de cómo se realizó el operativo. Se comprometieron a hacerlo y continuamos a la espera”, declaró Salvador, quien agregó: “Si se concreta, sería una señal importante y de real seriedad”.

Según la canciller, estos documentos serían un pazo fundamental para restablecer las relaciones con Colombia, rotas desde el bombardeo del Ejército colombiano a un campamento guerrillero instalado en territorio de Ecuador, el pasado 1° de marzo.

En esa acción fue abatido el comandante de las Farc, Raúl Reyes, y 25 personas perdieron la vida. Dos días después, el 3 de marzo, el presidente Rafael Correa anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con Bogotá.

Después de su reunión en Quito, Insulza viajó a la capital colombiana para entrevistarse, en horas de la noche, con el presidente Álvaro Uribe, a quien le comunicó las condiciones ecuatorianas para un nuevo diálogo diplomático. En esa reunión también estuvo el canciller colombiano, Jaime Bermúdez.

“No se trata de condicionamientos. Son simplemente cambios de escenario que es necesario producir para llegar a una solución definitiva”, dijo Insulza el miércoles en Quito.