“Conviene integrarse”

Después de negarse en marzo, el presidente Uribe anunció el sábado la decisión de ingresar al Consejo de Defensa de la Unasur. ¿Esto qué significa?

Martha Ardila

Es profesora e investigadora de la Universidad Externado de Colombia. Trabaja temas de América Latina, política exterior y seguridad. Entre sus publicaciones está ‘Seguridad e integración en el marco de la Comunidad Andina de Naciones’,  ‘Seguridad y política exterior en América Latina’, y ‘Nuevas amenazas para la seguridad en las Américas. El terrorismo y la migración’.

*****

La visita del fin de semana del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sirvió para concretar nueve acuerdos de cooperación, y además para que el presidente Uribe anunciara la adhesión de Colombia al Consejo de Seguridad de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Martha Ardila, experta en seguridad y política exterior latinoamericana, aclara en qué consiste este organismo que se constituyó hace dos meses.

¿Qué es el Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas?

Es un foro permanente para discutir temas de seguridad y defensa suramericana. De alguna manera busca también construir medidas de confianza, así como consenso frente a los principales riesgos que atentan contra la seguridad en la región. Se constituyó formalmente en mayo del presente año.

¿Cuáles son los miembros? ¿Qué funciones cumpliría?

Todos los países suramericanos, incluyendo a Colombia que acaba de adherirse, forman parte de este organismo. Su principal función es diseñar unos lineamientos de seguridad suramericanos así como fortalecer la cooperación militar intraregional en un momento cuando se presencia una transición en la concepción de seguridad y una necesidad de construir un nuevo paradigma a su alrededor. A su vez, conceptos como el de soberanía y frontera han sufrido modificaciones que deben ser debatidas frente a la realidad de la región.

¿Por qué ahora el presidente Uribe sí decide integrar el Consejo, cuando en marzo no quiso firmar argumentando “reservas insalvables” y aplazando 90 días la firma del tratado para los once países restantes?

Pienso que el Gobierno colombiano ha visto la necesidad de fortalecer sus vínculos y construir alianzas con los


países de la región, y de manera particular, con los vecinos. De ahí la búsqueda de una profundización de la relación con Brasil en muy variados ámbitos, que incluye también el militar. A su vez, se ha acercado a Venezuela. De alguna manera a Colombia le conviene integrase con Suramérica en un Consejo de esta naturaleza para afrontar amenazas estatales y no estatales procedentes de fuera de la región.

¿Este organismo podría dar paso a una fuerza conjunta militar tipo Cascos Azules o tendría un componente militar?

No es una OTAN (Organización del Tratado Atlántico Norte), aunque en un eventual momento podría pensarse y concretarse fuerzas tipo “Cascos Azules y/o Blancos” en fronteras vulnerables. Se busca la resolución de conflictos que se presenten en la región.

Con las diferencias políticas entre Uribe, Chávez y Correa, ¿cómo sería el ambiente en el interior del Consejo a la hora de tomar decisiones?

En este tipo de organismos siempre hay diferencias que hacen parte de su esencia, de su historia y vulnerabilidades, así como de sus amenazas principalmente tradicionales. La idea es poder construir confianza y consensos frente a problemáticas que se compartan.

¿Cuál es el objetivo de Brasil al proponer la iniciativa de Unasur y defender su unidad? ¿Qué hay detrás de eso?

Consolidar su liderazgo regional, constituir un bloque regional conformado por 12 países que le pueda hacer contrapeso a otros bloques y potencias. Este es un bloque con un PIB cercano al millón de dólares que lo convierte en la quinta potencia mundial, con una población de 360 millones de habitantes.

¿Cuál es el significado de un Consejo de Seguridad en la región?

Este Consejo de Seguridad tiene un gran significado por la crisis de legitimidad que atraviesa el Tratado Interamericano de Defensa (TIAR) suscrito en 1947. Muchos países latinoamericanos y del Caribe no creen en él como instrumento jurídico que respalde la seguridad en el continente. Por otra parte, el hecho de que Estados Unidos se encuentre ausente genera confianza en muchos países latinoamericanos debido a la historia de injerencias que esa potencia tiene en la región.