De nuevo contra Chávez

El malestar se siente de nuevo en Venezuela y la gente salió a las calles para protestar. Esta vez la razón es una medida de la Contraloría General de la República, que se pronunció sobre inhabilitaciones de varios candidatos para las próximas elecciones municipales que se realizarán el 23 de noviembre.

Los manifestantes pedían libertad de elegir y ser elegidos. Ondeando banderas, la manifestación llegó hasta el Tribunal Supremo de Justicia, donde exigieron que se revoque una decisión de la Contraloría que impide a 272 candidatos (la mayoría de oposición) participar en los próximos comicios.

“La marcha es por nuestros derechos civiles”. Así  lo declararon a los diferentes medios de comunicación muchos manifestantes, quienes con un “¡No a la inhabilitación, sí a la Constitución!” exigían que alguno de los funcionarios del Tribunal Supremo se pronunciara sobre el tema.

La causa de todo fue un anuncio que Clodosbaldo Russian, contralor General de Venezuela, hizo en febrero, donde publicó una lista de 386 personas que no podrían ser candidatos por estar vinculados con cargos que van desde nepotismo hasta otorgamiento ilegal de contratos públicos. Y si bien, la semana pasada Russian disminuyó la lista a 272 personas por vencimiento del período de sanción, la oposición ve las inhabilitaciones como una medida antidemocrática.

Aunque no hay cifras oficiales sobre la cantidad de manifestantes, los medios de comunicación venezolanos estiman que la protesta reunió cerca de diez mil personas, entre quienes estaba Marisabel Rodríguez, la ex esposa de Chávez.