Ecuador se arma

Con el fin de vigilar la frontera con Colombia, el país vecino reforzará su flota militar con 24 Súper Tucano. Ya había comprado otras armas.

Ecuador anunció que ya está adelantando la compra de 24 aviones Súper Tucano brasileños y seis aviones israelíes no tripulados, además de equipos de comunicaciones y radares para mejorar el control de sus fronteras, especialmente con Colombia. Así lo dijo el ministro de defensa de Ecuador, Javier Ponce, a la agencia de noticias Associated Press.

Javier Ponce, entrevistado en su despacho del ministerio, afirmó que está en proceso de compra tales aviones israelíes “para el control de la frontera, para un control de fuerzas irregulares, concretamente las Farc”.

Ponce precisó que los aparatos no tripulados “son cuatro aviones tácticos y dos estratégicos”, pero no quiso comentar si alguno de ellos podría llevar armas. Estas naves a control remoto vuelan silenciosamente y pueden permanecer en vuelo por muchas horas en labores de vigilancia.

Aseguró que Ecuador no considera a sus vecinos Perú y Colombia como amenazas, pero afirmó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el narcotráfico en la zona fronteriza del norte ecuatoriano sí son un peligro serio, aunque no nuevo.

Explicó que las compras de armamento buscan “devolverle a las fuerzas armadas la capacidad de operación que bajó hasta un 30 y un 25 por ciento tras la solución de un diferendo limítrofe con el Perú en 1998”, en la zona sur ecuatoriana. “No soportaremos la presencia armada ni regular ni irregular en nuestra frontera con Colombia”, aseveró.

Ponce, periodista de profesión, destacó que la fuerza aérea ha sido la más afectada en la reducción de su potencial, por lo cual se han destinado de 350 a 400 millones de dólares para reforzarla, de los cuales 270 millones corresponden a la compra de los 24 Súper Tucano.

“No estamos en capacidad de impedir que se establezcan campamentos de la guerrilla y además laboratorios del narcotráfico, pero en la medida que vamos desmantelando una serie de laboratorios y de campamentos, establecemos una cierta capacidad de impedir que eso se extienda más allá de lo manejable”, dijo Ponce.

Ponce aclaró que con las compras se busca “recuperar la capacidad de operación y reemplazar material bélico obsoleto”, al tiempo que señaló que el país hace poco también compró dos fragatas misileras chilenas, con una inversión de 24 millones de dólares por ambas, y también lanchas misileras, que están por llegar este mes. No precisó cuántas.

Agregó que además se están licitando radares porque “la idea es cubrir todo... el territorio nacional con tres radares. Además va a haber una importante inversión en lo que es comunicaciones”. Ponce no dio una cifra general de las últimas adquisiciones. Aseguró que “para mediados del próximo año cambiarán notablemente las condiciones de infraestructura y de logística”, cuando tales equipos estén plenamente operando en este país.

Manifestó que “Ecuador tiene una profunda preocupación por lo que está pasando en la frontera, por el impacto que eso tiene. No consideramos a Colombia como una amenaza, tampoco a Perú, pero a los grupos irregulares sí, porque con su presencia vinculan a Ecuador con un conflicto que no le pertenece y del cual siempre ha buscado tomar distancia”, dijo.