El giro de Correa

El cambio no sólo es en Venezuela. Rafael Correa también replanteó su discurso.

Cinco días después de que Hugo Chávez pidiera a las Farc liberar a los secuestrados “sin condiciones”, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se unió a ese discurso conciliador. Correa les dijo a las Farc que debían dejar las armas y los invitó a unirse a un diálogo político y diplomático con el fin de encontrar la paz.

En una entrevista en la red de televisión Ecuavisa, el mandatario preguntó: “Qué futuro tiene una guerrilla que combate un gobierno democrático, al menos en apariencia, y que no tiene ningún apoyo popular en el siglo XXI?”.

“Por favor, ya dejen las armas, vamos al diálogo político y diplomático para encontrar la paz, lo he dicho 500 veces”, aseguró.

Cuando le preguntaron si sabía algo sobre la liberación de rehenes en Colombia, Correa respondió que desconocía noticias sobre el tema, pero señaló: “El canciller colombiano (Fernando Araújo) ha reiterado que no debemos inmiscuirnos en asuntos internos de Colombia –¡asuntos internos de Colombia!–. Ese conflicto se está desbordando a los países vecinos y está desestabilizando a toda la región”.

“Por qué no dijeron lo mismo cuando nos bombardearon, que eran asuntos internos de Colombia, y se permitieron bombardear otro país? Tenemos todo el derecho y el deber de intervenir en acciones humanitarias, como la liberación de rehenes sin pedir permiso a nadie”, aseveró.

Minimiza posible atentado

Por otra parte, Correa restó importancia al supuesto atentado que pretendía acabar con su vida, afirmando que los detenidos, tres colombianos y un ecuatoriano, podrían ser “simples estafadores”. Los hombres permanecen detenidos en la cárcel de la policía judicial en Quito con orden de prisión preventiva, a la espera de que la Fiscalía determine “si son o no culpables” de planear el atentado, aseguró la vocera de la policía, Gabriela Gómez de la Torre.

Dijo que “se está pidiendo información” a los cuerpos de seguridad colombianos para determinar si Óscar Peña, Óscar Jiménez, Édgar González, tienen antecedentes criminales o están vinculados a algún grupo armado u organización delincuencial.

El canciller Fernando Araújo dijo que en su gobierno están “dispuestos a colaborar en todas las investigaciones que se requieran, por supuesto que condenamos cualquier intento de crimen, todo tipo de delito”.

“Si requieren las autoridades del Ecuador algún tipo de colaboración, se la brindamos completamente”, aseguró. El ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, indicó que los detenidos “son tres colombianos y pertenecen a una banda de narcotraficantes”. “No sabemos qué estaban haciendo los tres colombianos en Ecuador, lo que le estoy diciendo es que están identificados por nuestras autoridades como miembros de una banda de narcotraficantes que estaban aliados con el frente 48 de las Farc” , declaró a reporteros tras una ceremonia militar.

El director de la Policía Nacional colombiana, general Óscar Naranjo, confirmó “que se trata de criminales que se dedican al narcotráfico”. Desde hace meses existen rumores de supuestos atentados contra el presidente del vecino país.

Temas relacionados