E.U. ayudó en rescate

El prestigioso diario norteamericano The New York Times reveló  que la ayuda estadounidense en la ‘Operación Jaque’ fue mayor de lo revelado inicialmente.

Una fuente anónima le contó al diario estadounidense que, en lo corrido del año, el número de militares norteamericanos en Colombia subió por encima de 800, el máximo permitido por la ley americana. El incremento fue justificado legalmente como una operación extraordinaria de búsqueda y rescate de ciudadanos norteamericanos.

Dice la publicación que normalmente hay alrededor de 500 militares americanos en Colombia, principalmente en labores de entrenamiento, pero que se registró un aumento en el último año.

Aunque el personal de la Embajada norteamericana reiteró que la ‘Operación Jaque’ fue diseñada por el Ejercito colombiano, también reconocieron que los Estados Unidos prestaron ayuda en materia de tecnología e inteligencia, y que monitorearon la operación en tiempo real desde una sala de comunicaciones en la Embajada en Bogotá.

En los meses anteriores a la Operación, alrededor de 40 militares de las fuerzas especiales norteamericanas acompañaron al Ejercito colombiano en misiones de reconocimiento para ubicar los secuestrados. Negociadores de rehenes del FBI estaban en Colombia, en caso de un “cerco humanitario”, asegura en su edición del lunes el periódico.

Adam Isacson, del Center for Internacional Policy, con sede en  Washington, estima que de los casi US$600 millones de ayuda militar que Colombia recibió en el 2007, el 35 % no fue usado en operaciones anti-droga.

La ayuda norteamericana, que inicialmente era exclusiva para operaciones anti-narcóticos, ha sido usada para operaciones contra-guerrilla, desde una enmienda hecha al Plan Colombia en 2002.