La maldición de los negros blancos

Sufrir de albinismo es un grave problema en varios países africanos. La intensidad del sol les provoca ulceraciones y quemaduras, muchos mueren de cáncer de piel y ahora los están matando

Muchos africanos todavía relacionan el albinismo con la brujería. En zonas pesqueras y mineras de Tanzania, donde la pobreza se conjuga con la superstición, ya no se trata de marginación, sino de asesinato. Veinte personas con albinismo fueron asesinadas y mutiladas el pasado año. Corre la creencia de que pócimas confeccionadas por brujos con extremidades de albinos propician el hacerse rico.

El presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete, está decidido a acabar con la superstición y aseguró en un discurso televisado hace unos meses que se mostrará inflexible con los brujos. Por el momento se han detenido a más de cien personas involucradas en los asesinatos y se ha nombrado a la primera parlamentaria albina, Al Shaymaa Kwegyr, para luchar contra la discriminación que padecen las personas con esta condición genética.

El trabajo de la parlamentaria, de 48 años, será luchar contra la discriminación de los albinos, algo que ella ha conocido por sí misma. “Cuando iba a la escuela los niños me perseguían llamándome fantasma”, dijo. El nombramiento de Kwegyr, que fue retransmitido por televisión, es una muestra de la seriedad con la que el gobierno de Kikwete se está tomando la discriminación contra los albinos y los ataques a los que son sometidos.

El propio Kikwete, en uno de sus discursos televisados, se mostró horrorizado ante los asesinatos: “Es una crueldad sin sentido, debe pararse inmediatamente”.

Entre las primeras tareas de Kwegyr se encuentra la de realizar un censo de personas con albinismo para posibilitar su educación y acceso a tratamientos sanitarios. Se calcula que hay más de 200.000 albinos en Tanzania.

Hay más albinos en África que en cualquier otra parte del mundo. Los primeros colonizadores portugueses los designaron como una raza aparte. Si en Europa hay un albino por cada 17.000 personas, en África asciende a uno entre 2.000 habitantes, dependiendo del país. Uno de cada 70 africanos es portador del gen.

 

últimas noticias