“Esto no es RCTV”

Sigue el debate en Ecuador por el embargo de varios medios de comunicación.

En los años 90 los hermanos William y Roberto Isaías Dassum, dueños del banco Filanbanco, captaron mucho dinero de los ecuatorianos con la promesa de dar grandes intereses. Sin embargo, una grave crisis bancaria que golpeó a Ecuador y varios países de la región, provocó que varias entidades financieras quebraran. Muchos banqueros ecuatorianos huyeron del país y el juicio quedó perdido durante años en los archivos judiciales.

Uno de esos casos fue el del Grupo Isaías –cuyos principales socios están viviendo en Miami desde la década de los 90– que saltó a las primeras planas el martes cuando la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) ordenó la incautación de 195 empresas, entre ellas dos cadenas de televisión y una emisora. La idea, según Carlos Bravo, director de la AGD, es reponer el dinero.

Muchos ecuatorianos respaldaron la medida tomada por el presidente Rafael Correa. Especialmente aquellos que perdieron dinero durante la crisis. Sin embargo, algunos periodistas y dueños de medios de comunicación aseguran que la medida está encaminada a callar a la prensa. ¿Censura en Ecuador?

Según le dijo a El Espectador el presidente de la Federación Nacional de Periodistas de Ecuador, Wilfrido García, la medida no es una persecución a los medios de comunicación. “Aquí hay que dividir la situación en dos escenarios: uno, el del Estado tratando de confiscar esos bienes con la finalidad de cancelar millonarias deudas por vía legal y dos, el de los medios de comunicación y la libertad de expresión. Esto no es RCTV (Radio Caracas Televisión)”.

Sus palabras fueron apoyadas por un grupo de periodistas que negó que esta medida de Correa  fuera un ataque a la libertad de expresión. “Este caso obedece a un conflicto estrictamente financiero, empresarial y legal, y nada tiene que ver con la libertad de expresión, que ha sido argüida por algunos sectores”, señala un comunicado del Colegio de Periodistas de Pichincha.

García, sin embargo, insiste en que hay que vigilar de cerca esta situación, porque antes de estas medidas el presidente Rafael Correa ha tenido varios enfrentamientos con periodistas. “Vamos a tener los ojos bien abiertos y vamos a vigilar porque se respete a los periodistas que trabajaban en los medios”.

Pero, por otro lado, los dos directivos del Grupo Isaías insisten en que son blanco de persecución. “Con lo ocurrido, se confirma que el presidente está persiguiendo a los medios de comunicación”, aseguró Estéfano Isaías Dassum, hermano de los ex banqueros William y Roberto Isaías.


Su versión ha sido respaldada por algunos medios de comunicación ecuatorianos. Los periódicos El Comercio y El Universo dedicaron sus editoriales al tema, insistiendo en que detrás de esta medida se esconde la intención del presidente Rafael Correa de subir en las encuestas.

El gobierno ha salido al paso a las críticas y aseguró que garantizaba el ejercicio periodístico en el país. “Lo que se está incautando no es la libertad de expresión de nadie, sino un patrimonio”, advirtió el ministro de Gobierno, Fernando Bustamante.

De hecho, los dos canales de televisión incautados por la Agencia de Garantía de Depósitos de Ecuador (AGD) mantienen su programación normal e incluso transmitieron sus informativos en horarios regulares. Los empleados de los canales TC-Televisión y Gamavisión trabajan con normalidad, aunque las sedes siguen con vigilancia policial.

Para la analista Marta Medina, profesora de la Universidad Central de Quito, la medida es justa y no está relacionada con la censura a los medios. “Correa ha sido muy duro con los periodistas y los critica mucho. Hace poco intervino un periódico y lo convirtió en un órgano de divulgación oficial, por eso este debate. Pero eso no tiene nada que ver con un caso que afectó a millones de ecuatorianos”.

Reacciones

Medida financiera

El ministro de gobierno, Fernando Bustamante, aseguró que lo que el Estado busca es tener patrimonio que le permita cumplir con las obligaciones financieras de este grupo.

No nos interesan los medios

Carlos Bravo, gerente de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), entidad gubernamental que ordenó en la víspera la incautación, aseguró que “el gobierno no quiere perseguir medios”.

El comercio critica

Este importante diario capitalino indicó en su editorial que “el país debe estar muy atento para que  no haya injerencia gubernamental en el contenido”.

Preocupación

La Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) expresó su “más grave preocupación” por la medida que “afecta la libertad de expresión”.

Editorial del diario ‘El Universo’

La intervención constituye un atropello a la libertad de expresión disfrazado de reivindicación social. Correa debe ser muy cauteloso con estas medidas.