Polémica en Suiza por mediador

Un artículo publicado este viernes en el periódico suizo Weltwoche levantó nuevos interrogantes sobre la relación del controvertido mediador suizo Jean-Pierre Gontard con el Gobierno de ese país.

Desde el 5 de julio, cuando Juan Manuel Santos, ministro de Defensa colombiano, reveló que en diciembre de 2001 Gontard le entregó US$500.000 a representantes de las Farc en Costa Rica, violando su condición de mediador, el Gobierno suizo respondió que Gontard había sido contratado como mediador, pero no estaba autorizado a pagar rescates a la guerrilla.

Originalmente se pensó que era parte de un rescate pagado por la farmacéutica Novartis para la liberación de dos empleados secuestrados por las Farc. Pero tanto Novartis como la cancillería suiza niegan que Gontard haya estado involucrado. Todavía no está claro qué estaba haciendo Gontard con ese dinero, y si el Gobierno suizo estaba al tanto de sus actividades.

La ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, quien había desatado una polémica por viajar a Irán a reunirse con Mahmoud Ahmadineyad, defendió la labor del mediador. Alex Baur, del Weltwoche, le dijo a El Espectador que, “la ministra maneja una diplomacia distinta a la tradición suiza de la neutralidad. En su afán humanitario, los mediadores suizos han sido los tontos útiles de la guerrilla de las Farc”.

Temas relacionados