La visita de McCain

En plena campaña presidencial, llega a apoyar la política exterior republicana.

Este martes Cartagena estará blindada. Por primera vez en la historia, en pleno clímax electoral, un posible Presidente de Estados Unidos visitará nuestro país. Con esto quiere decirle a Colombia que, si llega a la Casa Blanca, las relaciones de ambos Gobiernos serán tan sólidas como lo han sido con George W. Bush.

“Va a Colombia porque somos aliados muy fuertes. El senador McCain ha sido bien claro en cuanto a la cercanía que tiene con los colombianos”, afirmó a El Espectador la vocera de su campaña, Hessy Fernández.

En momentos en que el voto latino es fundamental, el mensaje de su visita traspasa nuestras fronteras. “Ésta es una oportunidad histórica para que los colombianos en este país vean que es alguien que lucha por el bienestar de todos los latinos”, agregó Fernández.

Sin embargo, el analista Michael Shifter, del Diálogo Interamericano, cree que en los latinos votantes poco influirá este gesto. “Les preocupan temas más domésticos como salud, educación y cuestiones económicas. No creo que este viaje vaya a ser muy productivo en términos electorales”.

Por su parte, los demócratas piensan que su visita  es una muestra más de que McCain es la continuación de las políticas impopulares de Bush: “Está diciendo lo mismo que dijo Bush hace siete u ocho años. Aseguró que iba a haber más unión entre Latinoamérica y Estados Unidos, y ¿qué tiene hoy para demostrarlo?”, dijo a El Espectador el estratega demócrata Estuardo Rodríguez.

Respaldo al TLC

No hay dudas de que McCain respalda incondicionalmente el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Colombia, y este será, por supuesto, uno de los principales temas que tratará en Cartagena. “Se va a reunir con el presidente Uribe, con el Ministro del Exterior, con otros miembros del Gabinete y con oficiales. Van a hablar de las relaciones que existen entre ambos países, del TLC y de la lucha antiterrorismo, entre otros”, explicó su vocera.

Pero aunque suena alentador contar con el respaldo de un posible futuro Presidente de Estados Unidos, un eventual triunfo


suyo no garantiza beneficios para nuestro país. Hoy en día la Casa Blanca propone, pero el Capitolio, con  mayorías demócratas, es el que dispone. La muestra es el TLC que permanece congelado a pesar de la insistencia de Bush.

 “Es muy importante que él sea el próximo Presidente porque reconoce los retos que enfrentamos en Latinoamérica y sabemos que Obama está en contra de los TLC”, afirmó Fernández.

Los demócratas insisten en que el asunto no es de aprobar TLC arbitrariamente, sino de revisar lo que hay en el fondo. “Obama no quiere comprometerse con un acuerdo sin la certeza de que se va a implementar de forma justa”, explicó el estratega Rodríguez.

Hay quienes aseguran que la visita podría ser contraproducente en caso de que McCain no gane. “Obama podría acordarse de que Uribe hizo casi un evento de campaña en Colombia con su opositor”, afirmó a El Espectador Adam Isacson, del Centro para la Política Internacional.

Los vecinos

Los países más complicados de la región son Colombia y México, y a Obama se le critica su falta de experiencia en política exterior. Para el analista Michael Shifter, este viaje corresponde también a un deseo de exaltar sus fortalezas: “Está calculando que puede sacar provecho mostrando que es el hombre fuerte en seguridad nacional, con experiencia en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

Por su parte, Isacson explicó: “Colombia es uno de los pocos lugares en los que ha funcionado la  política exterior de Bush. Las cifras de seguridad indican que es uno de los pocos aliados en donde ha habido buenos resultados”.

McCain también hablará sobre cómo están los países de la región en la lucha antinarcóticos, según Fernández, quien recordó, además, aquello que al candidato negro tanto se le critica: “Obama ha dicho que está dispuesto a reunirse sin condiciones con dictadores como los hermanos Castro, con Chávez y con el Presidente de Irak y sin embargo se opone a apoyar el TLC con Colombia, uno de los aliados más importantes de esta nación”.

La defensa demócrata es clara: “El presidente Ronald Reagan, a quien tanto respetan los republicanos, se reunía a hablar con Mijail Gorbachov y nadie le criticaba nada, y de esa manera pudo lograr mucho más, usando la diplomacia en lugar de estar imponiendo sanciones”, concluyó Estuardo Rodríguez.

McCain llegará el martes a Cartagena acompañado de su equipo de campaña y de los senadores republicanos Lindsey O. Graham y Joseph I. Lieberman, y saldrá el miércoles rumbo a México, donde se reunirá con el presidente Felipe Calderón. Entretanto, la campaña de Obama adelanta gestiones para visitar Canadá, a donde McCain estuvo hace una semana, y también México en los próximos días. Falta ver si aceptará la invitación del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, para viajar a la capital de nuestro país.

Temas relacionados