Alberto Fujimori, listo para condena

El ex presidente peruano pagaría hasta 30 años de cárcel si es hallado culpable de violación a los Derechos Humanos.

Los aplausos y gritos de aprobación estallaron en la sala de un momento a otro. El juez César San Martín miró con gesto de desaprobación el jolgorio, y ordenó a los policías que reinstauraran el orden. Lentamente, los familiares, simpatizantes y legisladores afines al ex presidente peruano Alberto Fujimori hicieron silencio.

El acusado continuó con su defensa. “¡Nadie ha podido probar que haya ordenado o participado en matanzas!”, dijo en tono enérgico, provocando más aplausos y la respectiva intervención de la Policía.

Así se desarrolló la sesión 160, la última en el juicio contra el ex mandatario que busca hallarlo culpable o no de ocho cargos, tres de ellos por violaciones de Derechos Humanos cometidas durante su mandato (1990-2000).

“Mi estrategia exitosa de pacificación y mi propia biografía son las mejores pruebas de mi total apego al respeto de los Derechos Humanos”, aseguró El Chino, como es conocido en Perú.

La estrategia de la Fiscalía se centra en la autoría mediata, teoría empleada en juicios de Alemania y Argentina, que responsabiliza a un superior por los delitos cometidos por sus subordinados. Así, la entidad busca comprobar la culpabilidad de Fujimori en las masacres de La Cantuta y Barrios Altos, perpetradas por el grupo paramilitar Colina, y los secuestros y torturas a un periodista y un empresario.

Sin embargo, el ex presidente se dedicó a destrozar cada uno de los argumentos de la Fiscalía. “¿Dónde está la prueba? ¿Dónde está la orden de que Fujimori creó el grupo Colina? ¿Dónde la prueba de que aplicó la guerra sucia? ¿Es una prueba o son sólo conjeturas y suposiciones?”, indicó.

Tras de cuatro horas en las que Fujimori incluso cuestionó que no se investigara al presidente Alan García por los excesos de su primer mandato (1985-1990), el juez San Martín fijó para el próximo martes 7 de abril la lectura del veredicto final. “La pelota está en la cancha del tribunal. Asumimos esta responsabilidad para resolver con apego a la ley”, le dijo a la agencia EFE.

Y agregó que esta vez sólo entrarán a la sala periodistas y familiares.

Temas relacionados