"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 1 hora

¿Murió de gripe el anfitrión de Obama?

Felipe Solís Olguín, el director del Museo de Antropología, murió tres días después de la visita del presidente Obama a Ciudad de México.

El caso no tendría mayor importancia si el señor Solís, arqueólogo, no hubiera sido también el guía del presidente norteamericano por el museo, y además el anfitrión del mismo en un banquete realizado esa noche en el mismo sitio.

Lo grave es esto: un día después del banquete y de la visita de Obama al Museo, el señor Solís fue ingresado en un hospital mexicano, supuestamente afectado de neumonía, y, después de estar dos noches en cuidados intensivos, falleció.

El gobierno mexicano ha declarado que Leal murió por complicaciones de dos enfermedades previas: diabetes y síndrome de inmunodeficiencia adquirido, o VIH. Lo complicado es que las personas enfermas de sida son quienes más fácilmente pueden contraer enfermedades como la influenza porcina. Y como en ese momento no se sabía a cabalidad que en México se estaba desatando una epidemia de estas dimensiones, al señor Leal no se le hicieron las pruebas específicas para saber qué había originado la neumonía final que lo llevó a la muerte.

Así las cosas, muchos se preguntan si Obama habrá estado en contacto con el virus; si fue así, podría estar contagiado. Y, en tal caso, podría incluso ser él mismo el portador del virus a la cumbre de presidentes hispanoamericanos que se realizó al día siguiente.

Si Obama cayera enfermo por estos días, o algún otro de los presidentes latinoamericanos (Uribe estuvo sentado a su lado durante una de las cenas), podríamos asistir a la primera epidemia de jefes de Estado de la historia. Y como Uribe está en Europa, podría ser él mismo quien transmitiera el virus no sólo al Rey de España, sino al mismísimo Papa.

Temas relacionados