Comunidad religiosa en Bolivia habría violado a cerca de 300 mujeres

Se denunció que usaban somníferos para sedar a sus víctimas.

Aunque los menonitas se empeñen en huir de la modernidad para no ser “contaminados”, del mal no pudieron escapar. Un grupo de hombres de esta comunidad religiosa en Bolivia fue acusado de violar a cerca de 80 mujeres adultas y varias niñas y adolescentes. Lo más grave de la situación es que utilizaban potentes somníferos para sedar a sus víctimas, a los hombres de la casa e incluso a los perros.

Lo que se sabe hasta ahora, por confesión de los propios implicados, es que los delincuentes compraban pastillas a US$50 dólares, que vendía otro miembro de la comunidad, también viagra y medicamentos para poner en celo a los animales. Se cree que la situación comenzó desde hace dos años.

Se descubrió cuando el padre de uno de los violadores comenzó a notar conductas extrañas en su hijo, quien desaparecía todas las noches. El padre decidió seguirlo y descubrió el horror. No lo pensó dos veces y lo llevó ante las autoridades.

Fue entonces cuando las mujeres comenzaron a hablar. Muchas niñas contaron que amanecían desnudas y notaban hechos extraños, pero no se atrevían a contárselo a sus padres; las casadas sentían dolores pero no le decían a sus maridos, mientras que algunas mujeres atribuían los sucesos a “un acto del diablo”.

Temas relacionados