Comisión de la OEA llega a Honduras

Una orden de arresto contra el presidente Manuel Zelaya está en Interpol.

“Ya se cursó una orden de arresto a Interpol contra Manuel Zelaya por los delitos de traición a la patria, abuso de autoridad y usurpación de funciones”, reveló ayer el fiscal general adjunto del Ministerio Público, Roy Urtecho, quien reveló que son 18 cargos por los que el mandatario puede ser acusado y condenado. Según Urtecho, citado por los medios locales, Interpol “dará captura a Zelaya donde se encuentre”.

Sin embargo, expertos internacionales creen que la orden contra Zelaya no será acogida por Interpol. Nadia Bauch, abogada de Costa Rica con máster en derecho internacional, explicó que “una orden así debe ser emitida por el gobierno del país y en este caso la administración de Roberto Micheletti no ha sido reconocida, así que no creo que sea posible detener a Zelaya”.

Según informa el diario La Prensa, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) también está investigando el “despilfarro de recursos” para la organización de la consulta que se realizaría el domingo pasado y que tenía como objetivo conocer si a los hondureños les gustaría o no cambiar su Constitución para incluir la reelección presidencial. Según el diario, se están auditando los gastos de publicidad y pago de personal, entre otros, informó el presidente del TSC, Renán Sagastume.

“Al presidente Zelaya lo pueden investigar en el país. Tienen todo el derecho, pero la situación en que fue removido y el apoyo internacional lo convierten en inocente. Será muy difícil juzgarlo si cometió alguna irregularidad en su gobierno”, explicó a la prensa hondureña Marcos Méndez, abogado penalista.

Así es. La mayoría de gobiernos del mundo siguen respaldando a  Zelaya. Ayer, los embajadores de las 27 naciones que conforman la Unión Europea (UE) salieron de Tegucigalpa. “La incertidumbre sobre los acontecimientos en Honduras sigue siendo considerable”, explicó en su página de internet el canciller sueco, Carl Bildt. Por su parte, el secretario estadounidense para Asuntos Hemisféricos, Tomas Shannon, aseguró que su país no reconoce el gobierno de Micheletti y espera que Zelaya sea reinstalado en el poder.

¿Qué hace la OEA?

La prueba de fuego es para la Organización de Estados Americanos (OEA), en cabeza de su secretario general, José Miguel Insulza. El diplomático chileno anunció que llegará hoy a Honduras y que la idea es ponerse en contacto con el Gobierno establecido en ese país luego de la destitución del presidente Manuel Zelaya.

Insulza adelantó que está realizando gestiones con la sociedad hondureña para lograr la restitución de Zelaya. Fuentes de la OEA le dijeron a la agencia EFE que Insulza mantiene conversaciones telefónicas con políticos hondureños y con representantes de la sociedad civil, como organizaciones sociales y empresariales.

Según el presidente depuesto, Insulza no tiene intención de negociar con el gobierno de Roberto Micheletti. “Él va a informar del ultimátum de 72 horas que dio la OEA para que yo vuelva al cargo. El secretario no va a negociar absolutamente nada, no va a plantear ningún proceso que no sea  informar el ultimátum”, aseguró Zelaya desde Panamá.