En China, 156 muertos

Enfrentamientos en la región musulmana de Xinjiang.

La tensión étnica que desde hace décadas vive la región china de Xinjiang, cuna de la minoría musulmana uigur, estalló el pasado domingo en Urumqi, la capital regional. 

Al menos 156 personas murieron y más de 800 resultaron heridas durante las protestas y la represión que siguió por parte de la policía, según ha informado el gobierno. Se trata del incidente más grave que se produce en esta región autónoma del oeste de China en años.

Los manifestantes pedían que se investigara el enfrentamiento que se produjo el mes pasado entre uigures y hanes –la etnia mayoritaria, que supone más del 90% de la población y se la identifica normalmente con los chinos– en una fábrica en la ciudad de Shaoguan (provincia sureña de Guangdong), en el que murieron dos miembros de la minoría musulmana.

Las asociaciones de uigures en el exilio dijeron que la violencia empezó sólo después de que las fuerzas de seguridad reprimieran con extrema dureza la manifestación. Los uigures poseen un profundo sentimiento nacionalista y muchos sueñan con la independencia.

Temas relacionados