Heroína del pueblo uigur

Tursun Gul, una mujer de 30 años, protesta airadamente a las tropas chinas y reclama por la libertad de su esposo.

Se llama Tursun Gul y su imagen le dio la vuelta al mundo la semana pasada, cuando se enfrentó sola, apoyada en una muleta de palo, a las tropas del ejército chino que intentan controlar los disturbios en Urumqi, capital de la provincia de Xinjiang.

Esta mujer de 30 años y perteneciente a la etnia uigur (musulmanes chinos), protestó airadamente ante los militares venidos desde Pekín que implantaron la ley marcial en la ciudad.

Su protesta tenía un objetivo claro: reclamar la detención de su esposo, realizada por la Policía la semana pasada. “Estoy preocupada por él. Tiene un problema del corazón”, le confesó al diario británico The Times.

Según su testimonio, Maimaiti, un obrero de 33 años, fue arrestado arbitrariamente  y acusado de participar en los desórdenes en que, hasta el domingo, habían muerto 184 personas; la mujer sostiene que su esposo se había quedado en casa. Y a pesar de que ha visitado las comisarías en reiteradas ocasiones, aún desconoce su paradero.

Sin embargo, su acción temeraria fue reconocida en el mundo entero y comparada con el ciudadano que se interpuso, en 1989, a los tanques que se dirigían hacia Tiananmen (Pekín) para aplastar una protesta estudiantil.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump