En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 2 horas

Las condiciones del diálogo

El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, dice que Colombia debe desistir de su idea de intervenir militarmente en otros países como requisito inicial para una conversación.

El primer acercamiento entre el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, se podría dar el próximo 28 de agosto durante la Cumbre de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), en Bariloche, Argentina, y de la cual Ecuador ejerce la presidencia.

Así lo dijo el ministro de Relaciones Exteriores ecuatoriano, Fander Falconí: “El escenario para un diálogo inicial es Unasur y luego vendrán los mecanismos bilaterales. Si los dos países lo quieren, aquí podría intervenir un centro de mediación internacional”.

Sin embargo, Falconí condicionó ese reinicio de conversaciones a varios puntos. Dice el canciller que un principio básico que Ecuador pide a Colombia es que “se deja expreso que el país renuncia a la posibilidad de intervenir en terceros países si es que considera que hay algún tipo de amenaza a su seguridad”.

Para el senador del Partido de la U, Jairo Clopatofsky, el reclamo ecuatoriano es válido, siempre y cuando los países vecinos entiendan que Colombia tiene un problema grave de seguridad. “Me parece que algunas de las peticiones ecuatorianas son válidas y se deben cumplir. Obviamente hay que tener reservas en algunas de esas peticiones, como por ejemplo el tema de la extraterritorialidad, pues Colombia ha sido incomprendida por los países fronterizos sobre el tema de la lucha contra la guerrilla”.

Otros requisitos ecuatorianos para restablecer los vínculos diplomáticos son la reparación de daños por el ataque de marzo de 2008, la entrega de información sobre el operativo militar, el tipo de tecnología usado o si hubo intervención de terceros países.

Sobre el tema, Martha Roldós, ex candidata presidencial de Ecuador, le dijo a El Espectador que está de acuerdo con Falconí. “Correa y Uribe deben dejar de personalizar las relaciones y entender, pese a que ellos no lo crean, que los gobiernos son temporales, las relaciones, no”.

 Por otra parte, el ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce aseguró que su Gobierno considera a las Farc un grupo “absolutamente irregular”.