Chavismo, activo en la frontera

Las bases de paz en Venezuela parecen pasajeras; la estrategia, no.

Donde se instaló la primera base de paz promovida por el presidente Hugo Chávez, en la población fronteriza de Ureña, no quedan sino las intenciones. Para el acto inaugural, el 17 de agosto pasado, el alcalde de ese municipio instaló una carpa en medio de la plaza Bolívar del pueblo; recibió allí al vicecanciller para América Latina, Francisco Arias Cárdenas, y a los alcaldes de otros cuatro municipios del estado Táchira; ofrecieron todos una rueda de prensa para condenar el uso de instalaciones militares colombianas por parte del ejército de EE.UU. y se fueron a casa.

En el futuro, sin embargo, planean desarrollar más actividades con ayuda de dirigentes del Polo Democrático en Cúcuta. Y en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Brasil buscarán instalar “centros para defender la soberanía”, según el canciller Nicolás Maduro.

En Ureña, desde el 17 de agosto, el alcalde Nelson Becerra está “al mando” de la base. El mandatario local, con ayuda de dirigentes políticos colombianos, planeó hacer una toma simbólica del puente fronterizo Francisco de Paula Santander (organizada ayer) y, el lunes próximo, instalará un campamento “para la paz” en el extremo venezolano del mismo puente. “Estamos canalizando todo con dirigentes del Polo Democrático. El diputado Ramón Elí Támara es quien coordina las actividades desde Colombia. La base está organizando, por ejemplo, hacer un concierto por la paz. También queremos hacer una cadena humana entre venezolanos y colombianos, para mostrar que no queremos la intervención de ninguna potencia extranjera. En Cúcuta y, en general, en Colombia ya empieza a sentirse un gran repudio hacia la instalación de las bases gringas”, cuenta Becerra.

El Espectador se comunicó con el presidente del Polo Democrático, Jaime Dussan, quien afirmó desde Quito —en donde se entrevistó con el presidente Rafael Correa—, que se reunió hace un mes con el alcalde de Ureña, y que durante estas semanas han realizado labores conjuntas para evitar que se cierre la frontera y se normalizacen las relaciones comerciales. Sobre la participación del Polo Democrático en la organización de las bases, dijo “no conocer el tema”. “El Polo no ha hablado de bases de paz con Chávez”, afirmó.

El alcalde de Ureña hace también todo lo posible por atender la orden dada el domingo por el comandante a su equipo de comunicaciones: llevar el mensaje de Chávez hacia Colombia. Esta semana, la Alcaldía acondicionó el terreno donde se instalará una antena repetidora de Venezolana de Televisión,  para que Aló Presidente llegue a toda la frontera, desde San Antonio del Táchira hasta Cúcuta, en señal abierta. En dos meses, “el canal de todos los venezolanos”, como dice su eslogan, podrá ser sintonizado también por todos los colombianos en  Norte de Santander.

Bolivianos, brasileños y ecuatorianos deberán esperar para recibir la palabra de paz de Chávez  pues su partido aún no ha definido cómo ni cuándo hacerlo. La prioridad del chavismo, por ahora, sigue siendo Colombia.