Miguel Ángel Moratinos, canciller español, habló con Chávez

El Partido Popular español aseguró que si se comprueba que el presidente venezolano ayudó a Eta se “romperían” las relaciones.

Un día después de que el juez Eloy Velasco revelara que Venezuela habría ayudado a las organizaciones terroristas Eta y Farc a establecer una alianza para atentar contra altos funcionarios colombianos, la Audiencia Nacional española envió al gobierno de Hugo Chávez un escrito en el que le pide información acerca de estos indicios de “cooperación”. Miguel Ángel Moratinos, jefe de la diplomacia española, informó que Velasco le remitió al Ministerio español de Asuntos Exteriores un oficio para que sea entregado a Caracas.

Moratinos explicó que había hablado con el presidente Hugo Chávez por teléfono, al igual que con su canciller, Nicolás Maduro, y que ambos mostraron disposición de cooperar con España. “El presidente venezolano me expresó su rechazo” por el contenido del auto judicial y dejó claro su compromiso de despejar plenamente las dudas sobre su supuesta cooperación con Eta”, explicó el canciller español, quien de paso rechazó que España vaya a romper relaciones con Venezuela.

El Partido Popular cree que si se confirma que el gobierno de Hugo Chávez apoyó a Eta, el Ejecutivo español debería convocar “inmediatamente” a su embajador y “plantearse seriamente romper relaciones” con Venezuela. En un comunicado oficial emitido el martes, el gobierno bolivariano dice que los señalamientos del juez Velasco tienen una motivación política. “Resulta sorprendente que el juez resucite la desgastada farsa del computador de ‘Raúl Reyes’ que ya ha pasado a formar parte del folclor colombiano”.

Por su parte, el coordinador general de la Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, aseguró que las vinculaciones que, según el juez Eloy Velasco, existen entre el gobierno venezolano, Eta y las Farc son “una irresponsabilidad”.

El etarra venezolano

La prensa venezolana reveló el martes que el etarra Arturo Cubillas Fontán, uno de los seis etarras acusados por la Audiencia Nacional de planificar junto a las Farc un atentado contra el presidente Álvaro Uribe, sigue formando parte del gobierno de Chávez.

Según el diario El Nacional, de Caracas, que hizo una exhaustiva investigación, Cubillas vive en Caracas, tiene nacionalidad venezolana, reside en la urbanización de clase media en el centro de Caracas llamada Valle Abajo y su mujer es directora de Información del Ministerio del Poder Popular de Agricultura y Tierra.

La publicación revela que el etarra reside en la capital venezolana desde 1989. Se casó en 1990 con una periodista venezolana de origen vasco, Goizeder Odriozola Lataillade, que ha tenido y tiene estrechos vínculos con el vicepresidente Elías Jaua, ministro de Agricultura y Tierras hasta hace un mes. Según la investigación del juez Velasco,  Cubillas es el cabecilla de los miembros de Eta en Venezuela y el enlace con las Farc. Sobre el etarra, el comunicado del gobierno venezolano dice que su presencia en el país se remonta a 1999 y es producto de un acuerdo entre los ex presidentes venezolano, Carlos Andrés Pérez,  y español, Felipe González.