“Yo no soy un torcido”

La suscripción de un contrato para desarrollar una estrategia de publicidad a DMG lo tiene mortificado. Dice que lo contactó para el negocio el detenido directivo del Canal Body Channel, Daniel Ángel Rueda.

El prestigioso periodista Guillermo Díaz Salamanca reconoció públicamente que suscribió un contrato de publicidad con DMG y le ofreció disculpas al país. En diálogo con El Espectador contó cómo y en qué condiciones asesoró a la controvertida firma de David Murcia, que este episodio es territorio fértil para desatar una cacería de brujas y que cuando el Estado devuelva el dinero que se le pagó en impuestos por su contrato con DMG, también devolverá la plata que se ganó.

¿Cómo y de qué manera usted llega a asesorar a DMG?

Pidieron una propuesta de publicidad. Yo la elaboré, pero antes le pregunté al fiscal Mario Iguarán si había algún inconveniente y me dijo que no. Eso fue hace dos meses y medio, que se hizo una publicidad que sonó en Caracol, RCN, La W y Olímpica. Las cuñas decían “No invierta su dinero en pirámides, venga a DMG y lo contratamos para publicitarnos”.

Pero hace dos meses ya había muchos rumores y sospechas sobre David Murcia y DMG...

Precisamente le pregunté al Fiscal por el ruido que había, pero no le habían probado nada. Hasta hace ocho días el Fiscal dijo que no tenía ninguna prueba contra DMG. Si a usted le dicen que la empresa está legalmente constituida, funcionando bien, si ve filas de gente entrando a hacer negocios, empresas de comercio muy reputadas vendiendo productos allá y habla con el Fiscal y le dicen que no hay nada, usted le cree a la gente.

¿Quién lo contactó para esta asesoría?

Daniel Ángel. Se hizo un contrato con mi empresa, Sintonizar Medios. Todo fue legal.

¿Pero no le pareció un poco sospechoso el desbordado éxito de Murcia y su empresa?

No soy investigador, para eso está la justicia, que tiene que decir si esas empresas eran legales. Cuando uno hace contratos de publicidad no le pide a la gente todo, aunque de ahora en adelante lo voy a hacer.

¿Usted le atribuye un poco de responsabilidad al Fiscal porque no lo alertó a tiempo?

No. Él obró conforme a lo que estaba sucediendo. No creo que el Fiscal le diga a uno una cosa que no sea verdad.

Pero resultó que no lo fue...


Sí, pero después.

¿De qué valor fue el contrato que suscribió usted con DMG?

Por el valor de la pauta, lo que valían las cuñas en las estaciones de radio. Se hizo una análisis de cuanto valían las cuñas en cada una de las estaciones de radio y se hizo un paquete de publicidad.

¿Y eso sumado da cuánto?

Lo que valían los contratos en los paquetes de la radio. Habría que revisar los documentos. Esas cuñas sonaron por todos lados.

¿Y esas cuñas se retiraron después del escándalo?

No. Unos 15 ó 20 días antes de que el tema reventara. Pero empezaron los rumores y la cacería de brujas. Por eso yo hablo, no como gente que anda negando que tuvo algo que ver.

¿Va a devolver la plata de ese contrato?

Inmediatamente el Estado regrese lo que se le pagó por impuestos, yo también lo haría. El Estado recibió cifras millonarias también de estos impuestos.

Con todo respeto, ¿cómo le metieron ese golazo?

Le reitero que lo primero que hice fue consultar con la autoridad, entonces el golazo lo está metiendo es la autoridad.

¿Usted invirtió dinero en DMG?

No. Y sobre el tema del regreso de los dineros, estoy seguro que ni RCN, Caracol, Olímpica o La W, van a devolver la plata.

¿Qué opina del escándalo?

Las autoridades son las que tienen que averiguar y emitir su juicio, porque está pasando que nosotros los periodistas nos estamos volviendo jueces y ésa no es nuestra función. Si estos señores cometieron delitos, pues tienen que pagar por eso.


¿Daniel Ángel le canceló ese dinero del contrato en efectivo?

Claro, ellos no tenían cuentas bancarias.

¿Y cuánta plata fue?

Tuvieron que pagarle a la empresa, porque no soy el contador.

¿Tampoco vio reparos en que se pagara tanto dinero en efectivo?

Es que yo no me mantengo sospechando de la gente, porque esa no es mi función. Mi función fue hacer una orden de pauta. Cuando esa plata entra en impuestos es sana, pero cuando le entra a Guillermo Díaz, no. Aquí hay un gran problema en el que resultaron salpicados un montón de personas, unas más honestas, otras menos. Tengo la certeza de que las empresas poderosas que vendían productos ahí o los que metieron su plata no son delincuentes. Mucho menos yo.

¿Cree que hay gente que tuvo que ver con DMG y quiere pasar de agache?

Estoy seguro de que por lo menos el 40% de las personas no va a reclamar su plata por temor al escarnio público, y había mucha gente importante del país que quería ganarse unos pesos más.

¿Qué le quiere decir al país?

Estoy mortificado. Lo fundamental es dar la cara y decirle a la gente que en esto hay una cosa de respeto por los trabajos de cada quien. Pero los que tengan que responder, que lo hagan.

¿Les pediría a las personas que tuvieron relaciones con DMG que también frenteen?

Lo que pasa es que hay estilos, hay gente que le da angustia, temor. Esto produce muchísimo dolor. Debe haber algunos que están sufriendo o porque perdieron su dinero o porque su nombre queda enredado.

Se especuló con que en sus espacios radiales usted le daba mucho juego a DMG...

Eso no es verdad, ahí están todas las grabaciones y a la hora que quieran las pueden pedir para que escuchen, porque eso no es cierto. Al contrario, creo que después de que estalló el escándalo hemos sido absolutamente severos con las parodias y con los temas del Cocuyo.


¿Hay mucho empresario que tiene rabo de paja?

Más vale hacerse los locos que cualquier otra cosa, pero creo que hay gente también temerosa de que se sepa que tuvo alguna cosa que ver.

¿Por qué decidió hacer público su contrato con DMG?

Porque ese es mi estilo. Mejor dicho, porque yo no soy un torcido y nunca lo he sido. Y para acabar esta cacería de brujas.

¿Hasta dónde logró infiltrar DMG a la sociedad?

Logró penetrar tremendamente en muchos ámbitos de la sociedad colombiana. Al Presidente le diría que pudo haber un poco de tardanza. Pero muy valerosamente le dijo al país que se sentía en parte responsable al no haber actuado antes.

¿Está dispuesto a que la justicia examine sus movimientos financieros?

Ni más faltaba, claro que sí, están absolutamente abiertas y dispuestas. Después del escándalo volví a hablar con el Fiscal para decirle que aquí estoy poniendo la cara, porque no pueden quedar dudas.

La conexión DMG con México

La Fiscalía y la Dijín de la Policía sospechan que Daniel Ángel Rueda, el socio de David Murcia, recibió 80 millones de dólares de un narcotraficante mexicano del cartel de Juárez. Hoy por hoy esa información es la punta de lanza de las autoridades para enfilar su investigación sobre el imperio que erigió el detenido propietario de DMG. Dicho de otro modo, los investigadores creen que los millonarios recursos que dieron origen a la polémica firma provienen de Centroamérica y, en especial, de los carteles de la droga que en los últimos años han desplegado su accionar en México. Reposa en los archivos oficiales una conversación entre Ángel y un hombre señalado por las autoridades como un capo de ese país. El Espectador se abstiene de revelar su nombre para no afectar la investigación.

Este diario conoció que la Fiscalía, la DEA y otras agencias internacionales verifican una fotografía en la que aparece Daniel Ángel Rueda presuntamente en compañía de un narcotraficante de México, lo que constituiría la prueba reina del ingreso de dineros de la mafia a la controvertida comercializadora que puso en aprietos no sólo el sistema financiero colombiano, sino a la propia justicia, que busca desentrañar los tentáculos de Murcia.

94661

2008-11-29T10:00:00-05:00

article

2008-11-29T10:00:00-05:00

none

Investigación

“Yo no soy un torcido”

26

8940

8966

Temas relacionados