El presidente Iván Duque condenó el atentado en la Escuela General Santander

hace 1 hora

¿Quién protegía a los Nule?

Las denuncias de la DIAN parecen tardías, frente al escándalo detrás del grupo de sociedades de los polémicos empresarios.

El multimillonario descalabro financiero que hoy se conoce por las irregularidades detrás de los polémicos empresarios del Grupo Nule tal parece que se pudo evitar.

Los procesos en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y las denuncias ante la Fiscalía demuestran cómo casi desde el año 2005 aparecieron las primeras señales de alerta. Pese a esto, los Nule parecían protegidos, ya que, sin importar su situación financiera y sus líos de impuesto, siguieron recibiendo contratos en diferentes partes del país que, al final, impulsaron la bola de nieve que hoy es escándalo nacional.

Las primeras alertas estuvieron en manos de la DIAN, que pese a tener registro de irregularidades en el manejo de impuestos, que generaron sanciones a las empresas de los Nule y el embargo de algunas cuentas en 2005, apenas el año pasado promovió las denuncias penales por evasión de impuestos.

Antes, parece que fueron más las consideraciones que las acciones. Ahora la DIAN busca recuperar casi $25 mil millones y para ello debe entrar a hacer fila con casi mil acreedores que tienen los empresarios.

Algo que parece inexplicable es cómo la DIAN, conociendo los antecedentes de problemas de impuestos que tenían los empresarios en los últimos 10 años por no pagar IVA, retención en la fuente e impuesto al patrimonio, los premió adjudicando a la Unión Temporal DIAN 2006 un contrato por casi 40 mil millones de pesos para adecuar instalaciones de la entidad, unión en la que el Grupo Nule tenía el 10% de participación.

A esto se suma que también existían otras voces de alerta, como las denuncias penales contra los Nule desde 2006. De acuerdo con la Fiscalía, actualmente cursan en contra de Manuel y Guido Nule investigaciones penales por las irregularidades en la ejecución de varios contratos con sus empresas. Sin embargo, todas están en etapa preliminar.

Contra Manuel hay dos denuncias, una de ellas radicada desde 2006 e interpuesta por el Ministerio de Transporte, por los delitos de peculado por apropiación oficial. La segunda la radicaron en septiembre de 2007 por contrato sin cumplimiento de requisitos legales, la cual está en una fiscalía delegada ante la Corte Suprema.

Contra Guido Nule existe una denuncia desde el 26 de septiembre de 2007 por contrato sin cumplimiento de requisitos legales, que adelanta una fiscalía delegada ante la Corte Suprema. A éstas se suman otras dos denuncias desde el año pasado por los delitos de estafa y hurto, que por asignación las asumió la Unidad Seccional de Fe Pública de Bogotá.

El panorama lo completa el caso de sus casi 400 acreedores, a los que les firmaron pagarés. Al conocer la manera como los Nule recibieron supuestos préstamos para continuar con sus proyectos, hoy se habla de una posible captación ilegal de dinero, que también bordea el Código Penal e, incluso, podría hablarse de una gran estafa a las personas que confiaron su dinero a los Nule.

Todas las piezas demuestran que tiempo atrás existían voces de alerta sobre los Nule, que al parecer nadie quiso escuchar.

Moreno, notificado en Miami

Con la declaración de Luis Cárdenas terminó ayer, en el Consulado de Colombia en Miami, la jornada de testimonios que hizo la Corte Suprema en la investigación por el carrusel de la contratación. El senador Iván Moreno no asistió, al ser hospitalizado por problemas gástricos.

En Miami se conoció que el procurador notificó a Moreno Rojas que el próximo 14 de marzo, a partir de las 8:30 a.m., dará inicio al proceso verbal en su contra, por supuestamente haber pedido dinero a los Nule por la adjudicación de contratos en Bogotá.

Temas relacionados