Jaime Granados: "Sabíamos que Wílmer Ayola mentía"

El testigo estrella de la Fiscalía fue denunciado por falso testimonio y fraude procesal.

Granados señaló que gracias a minutas y testimonios “pudimos encontrar que el señor Ayola, el día y a la hora de los hechos, no podía estar en el Parque El Virrey porque como todos los seres humanos no tiene el don de la ubicuidad. Ese día y esa noche desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana se encontraba en el conjunto residencial Bochica, ubicado a las afueras de Bogotá, a varios kilómetros de la escena de los hechos”, lo que le habría impedido ser testigo.

El abogado agregó que “desde un principio supimos que era un testigo mentiroso, que había caído en paracaídas a salvar el proceso” y que, aunque no era de su competencia, consideraba que “la defensa de Carlos Cárdenas —detenido el pasado 6 de junio, precisamente por los señalamientos de Ayola en su contra— tienen con qué pedir su libertad”.

Además, anunció que se reunirá con el fiscal general, Eduardo Montealegre, para que, “pensando en la conveniencia y transparencia del proceso, se aparte de este al fiscal Antonio Luis González”.

El abogado comentó que González ha “actuado de forma irresponsable, no comprobó que el testigo fuera real (...) si no se ha sabido la verdad es por culpa de la actitud del fiscal”. Granados aseveró que no pedirá la libertad de su defendida, pero que tiene claro que ella es inocente de los cargos que se le imputan y saldrá libre. Crece la controversia antes de un juicio que ha atraído todas las miradas del país.