Wílmer Ayola ratifica su testimonio

El testigo estrella del caso Colmenares respondió a los cuestionamientos hechos ayer por el abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de Laura Moreno.

En entrevista con la W Radio, el testigo estrella del caso Colmenares, Wílmer Ayola, reiteró su versión de lo sucedido ese fatídico 31 de octubre de 2010 y aseveró que está totalmente seguro de que Carlos Cárdenas y Laura Moreno fueron parte del grupo de cuatro personas que golpearon a Luis A. Colmenares hasta matarlo. Anunció que un compañero suyo, Christian, que se creía desaparecido, también vio lo sucedido y ahora rinde su testimonio ante la Fiscalía.

Ayola agregó que se demoró casi dos años en contar lo que vio porque no quería meterse en problemas, pero que, cansado de las amenazas en su contra, decidió hablar. Su testimonio es hoy la prueba reina dentro del proceso.

El pasado miércoles, Ayola fue denunciado por el abogado Jaime Granados, defensor de Laura Moreno, por los delitos de fraude procesal y falso testimonio. Al parecer, había documentos firmados por el testigo que comprobaban que a la hora del crimen se encontraba trabajando como jefe de seguridad en un conjunto cerrado al occidente de Bogotá, a kilómetros de distancia del Parque El Virrey.

Al respecto, Ayola aseguró que esa noche se escapó del trabajo, por lo que pudo estar en la escena de los hechos, y que los documentos que lo incriminan fueron firmados por él cuando regresó al trabajo. Enfático, dijo: “Juro por Dios que lo que digo es cierto y estoy dispuesto a un cara a cara con cualquiera de ellos, a decirles en su cara lo que yo vi y que se atrevan a decirme que miento”.

Ayola aseguró que a él directamente no intentaron sobornarlo —aunque en un primer momento había dicho que sí—, sino que a través de Christian quisieron comprar su silencio con cerca de $1 millón. El controversial testigo que, como lo informó la revista Semana, tiene procesos en su contra por maltrato e inasistencia alimentaria, concluyó diciendo que hay mucha gente que no quiere que se sepa la verdad.