‘Mojana’ será extraditado

Éder Pedraza Peña, ex comandante del bloque Mojana de las Auc, no ha colaborado en la reparación de las víctimas, dijo la Corte Suprema.

La Corte Federal para el Distrito Medio de Florida lo requería. La Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York, también. Según el Gran Jurado que lo acusó, las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) financiaron sus actividades terroristas con ganancias del narcotráfico y el bloque  Mojana “se encargaba de garantizar y mantener el control de las Auc sobre ciertas zonas de los departamentos de Sucre, Bolívar y Antioquia”. Éder Pedraza Peña fungía como comandante del mencionado bloque, por ello, para la justicia norteamericana, inevitablemente estuvo involucrado en el negocio de estupefacientes. Y, por ello mismo, la Corte Suprema acaba de avalar su extradición a EE.UU.

Pedraza Peña, más conocido como Ramón Mojana, dejó las armas junto con 109 combatientes el 2 de febrero de 2005. El alto tribunal señaló, sin embargo, que aunque figuraba oficialmente como desmovilizado, Mojana no se había comprometido con el proceso de Justicia y Paz. Al contrario, pidió ser beneficiario de éste el 13 de octubre de 2009, es decir, el mismo día en que fue capturado cerca de Coveñas (Sucre). En el último año, la Corte ha negado extradiciones de jefes paramilitares como Freddy Rendón Herrera (El Alemán) o Edwar Cobos Téllez (Diego Vecino) bajo el argumento de que los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación están por encima de delitos como el narcotráfico. Mojana, no obstante, no corrió la misma suerte.

La Corte determinó que Pedraza Peña, quien para el momento de su captura tenía más de 40 investigaciones abiertas en su contra por delitos como desaparición forzada, homicidio y concierto para delinquir, no había hecho mayor cosa para reparar a las 3.259 personas que, según la Fiscalía, se han registrado como víctimas del bloque que comandó este hombre por 10 años. Mojana, además, era hombre de confianza de Vicente Castaño. Habría sido con su aquiescencia que instituyeron el bloque. Hace menos de un mes, las autoridades incautaron 50 propiedades avaluadas en $18 mil millones: todas estaban a nombre de posibles testaferros de Pedraza y de la Casa Castaño.

Una reciente investigación de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía y la Dijín, divulgada por El Espectador el sábado pasado, dejó al descubierto que Éder Pedraza erigió todo un emporio económico a punta de dineros calientes, que incluye fincas, establecimientos comerciales, oficinas, apartamentos, casalotes, ganado y compañías de transporte en Córdoba, Sucre, Bolívar, Cesar, Santander y Antioquia. La Corte sostuvo que Pedraza sólo solicitó su inclusión en Justicia y Paz “coincidencialmente cuando fue informado de la solicitud de extradición presentada por los Estados Unidos” y por su falta de cooperación con la justicia colombiana, sumada a los antecedentes mencionados, avaló el requerimiento de la justicia norteamericana.