Violencia urbana en Medellín, bajo la lupa del Gobierno Santos

El presidente Juan Manuel Santos analizará este martes las medidas urgentes para frenar la violencia desbordada en la capital antioqueña.

En desarrollo de la ofensiva frontal de las autoridades y el Gobierno Nacional para ponerle coto a la violencia desbordada en Medellín, este lunes se reportó la captura de 67 personas señaladas de pertenecer a las organizaciones criminales de las mafias del narcotráfico que lideran en Antioquia y el Valle de Aburrá, Maximiliano Bonilla, alias Valenciano, y Erickson Vargas, alias Sebastián . Entre los detenidos figura un menor de 17 años a quien le fueron decomisadas una pistola, una granada y distintos proveedores.

Aunque se tenía prevista una reunión entre el alcalde de Medellín, Alonso Salazar, y el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, para evaluar estrategias conjuntas, ésta no pudo llevarse a cabo. De todas maneras, el que sí se desplazará a Medellín antes de viajar a Brasil es el presidente Juan Manuel Santos, donde presidirá un consejo de seguridad. En éste, seguramente, el director de la Policía, general Óscar Naranjo, le presentará una completa radiografía de los escenarios de confrontación, discriminados en varias comunas.

La solicitud del alcalde Salazar al Gobierno es una sola: acompañar al pie de fuerza con fiscales y jueces que judicialicen a los violentos. Pero, además, ha esbozado la urgencia de crear bloques de búsqueda similares a los recordados en los tiempos de la lucha contra el narcoterrorismo del cartel de Medellín, hace casi dos décadas. El orden público en la conflictiva Comuna 13 de Medellín este lunes estuvo bajo control. Pero manejar los brotes de violencia en estos sectores de la capital antioqueña no es nada fácil. El porte de armas sigue siendo un dolor de cabeza para las autoridades.

Entre tanto, el director antinarcóticos de la embajada de Estados Unidos, Dann Foott, al expresar  su preocupación por el caso de Medellín, dijo que esta violencia “se presenta por la guerra entre grandes carteles”, pero “se dispersó entre pequeños grupos que se enfrentan constantemente y aumentan la violencia en las zonas urbanas”. Por eso, Foott anunció más apoyo a la Fuerza Pública.