Corte juzgará a Pretelt

El embajador en Italia, que aún no renuncia a su cargo, dice que se está violando la Constitución.

Por el ofrecimiento de prebendas indebidas a la ex representante Yidis Medina, con el fin de favorecer que se aprobara la reelección presidencial en el año 2004, el vicefiscal general Fernando Pareja Reinmemer confirmó el llamado a juicio por el delito de cohecho en contra del ex ministro del Interior y actual embajador en Italia, Sabas Pretelt de la Vega.

En consecuencia, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, se encargará de juzgarlo. El pasado 24 de agosto la Procuraduría lo destituyó e inhabilitó para ejercer cargos públicos durante 12 años, por haber entregado una notaría al también ex congresista Teodolindo Avendaño con el fin de lograr el mismo propósito. El caso se remite al 4 de junio de 2004, cuando por 18 votos a favor y 16 en contra se aprobó en el Congreso la reelección presidencial.

Sin embargo, en los meses siguientes se comprobó que detrás del éxito del Gobierno en el parlamento hubo ofrecimientos burocráticos. Medina en principio dijo que iba a votar en contra de la reelección, pero terminó sufragando a favor, mientras que Teodolindo Avendaño esa noche se ausentó y permitió que se obtuviera la diferencia necesaria para que la iniciativa fuera aprobada. Pero Yidis Medina manifestó luego que había sido “olvidada por el Gobierno” y denunció los compromisos a los que se llegó con el fin de que cambiara su voto.

Las irregularidades llevaron a la condena de Medina (en junio de 2008), por parte de la Corte Suprema de Justicia. En esa providencia ordenó investigar, entre otros, al ex ministro Pretelt de la Vega y al entonces jefe de la cartera de Protección Social, Diego Palacio. Como si fuera poco, la misma Corte Suprema condenó además al ex congresista Iván Díaz Mateus por inducir a Medina (quien lo reemplazó en el parlamento) a ‘voltear’ su voto, y al ex congresista Teodolindo Avendaño por ausentarse de la sesión.

 En mayo pasado el actual vicefiscal Fernando Pareja llamó a juicio a Pretelt señalando que con su “inmenso prestigio y reconocimiento social” tenía injerencia en varias entidades del Estado y “pudo usar tal dignidad para hacerle ofrecimientos a Yidis Medina a cambio de obtener su voto”. Con esos mismos argumentos Pareja confirmó el llamado a juicio en contra del actual embajador, que ahora enfrentará juicio en la Corte.

Aunque el ex ministro afirmó hace varios meses que renunciaría a su cargo si la decisión era confirmada, en entrevista este martes con W Radio sostuvo que buscará, en un último recurso,  que la Corte Suprema  declare nulo el proceso. Para él se está violando la Constitución Política porque por tener fuero, su proceso debe ser llevado por el Fiscal General. Pero advirtió que si el alto tribunal no acata su petición,  dejará el cargo. Tras conocerse la decisión el vocero del Partido de la U, senador Roy Barreras, aseguró que “en Colombia para nadie es desconocido que detrás de este proceso hay grandes motivaciones políticas” y que su objetivo es deslegitimar el gobierno de Álvaro Uribe. La Corte Suprema tiene la palabra en este espinoso tema.