En 27% aumentaron los cultivos ilícitos

El documento señala que anualmente en Colombia se producen 600 toneladas de coca.

Mucha ampolla causó en el Gobierno la presentación de un informe de la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito que reveló que, contrario a lo que se creía, se incrementaron en un 27% los cultivos ilícitos en Colombia. En palabras castizas, el documento advirtió que aun cuando el año pasado la Policía, con el apoyo de Estados Unidos, fumigó y erradicó manualmente 216.000 hectáreas de cultivos de coca, los carteles de la droga expandieron el negocio y, según la ONU, dichos cultivos alcanzaron en 2007 las 99.000 hectáreas, comparado con las 78.000 registradas en 2006.

Una de las conclusiones que más preocupación generó en las autoridades es que, a pesar de la lucha frontal contra el narcotráfico, la producción de cocaína en Colombia sigue prácticamente intacta: unas 600 toneladas anuales. El Espectador dialogó con Rodolfo Llinás, coordinador del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci), encargado del informe. El investigador explicó el porqué del incremento de los cultivos y la razón de que tal fomento no significa que del país salió más droga para Estados Unidos y Europa (sus principales consumidores).

¿Cuántas hectáreas de coca se sembraron en el país en 2007?

Hasta diciembre de 2007, en el país había 99.000 hectáreas de cultivos ilícitos. Eso significa que entre 2006 y 2007 se cultivaron 21.000 hectáreas más.

¿Y cuánta cocaína se produjo en el país en ese año?

600 toneladas. Eso representó una disminución del 2% con respecto al año 2006.

¿No es contradictorio que aumenten los cultivos pero disminuya la producción?

En apariencia, es así. Lo que sucede es que hay regiones donde una hectárea es menos productiva, lo que quiere decir que aunque aumenten los campos sembrados, no está saliendo más coca de ellos. Para el país es muy importante el número de hectáreas con cultivos ilegales, por las consecuencias ambientales, sociales y económicas que esto tiene. Pero afuera, lo que en realidad importa es cuántas toneladas de cocaína exportó Colombia.

¿Cuáles son los departamentos que tienen los terrenos más fértiles para sembrar coca?

Meta y Guaviare.


¿Y los de menor rendimiento?

Nariño. Allí aumentaron considerablemente los cultivos. En 2007 se registraron unas 5.000 hectáreas más que en 2006.

¿Por qué cree que el Gobierno se consideró escéptico a los resultados del informe?

Porque las cifras no reflejan lo que el Gobierno espera, que es que se vea el esfuerzo que se ha invertido en las erradicaciones de cultivos. Es posible que se sientan desconcertados, defraudados, pero el reporte se hizo con la misma metodología y la misma calidad con que se ha hecho en estos nueve años. Son procedimientos reconocidos por el Gobierno Nacional y por el norteamericano.

¿Y por qué las cifras de este documento no dejan ver ese trabajo de erradicación?

Sí lo dejan ver. En parte, las hectáreas son menos productivas porque los campesinos, cuando fumigan sus campos, se tienen que ir a los bosques, a zonas más alejadas, talar y crear sus cultivos ahí, cultivos a los que no les pueden dedicar tanta atención porque no están en su área habitual. Otra razón para que haya disminuido esa productividad en los campos es el tema del conflicto: cuando se combate un grupo armado ilegal, ya no hay quién obligue a los campesinos a sembrar la hoja. Y los narcotraficantes no la cultivan, sólo la compran.

Entonces, ¿por qué el número de hectáreas no es menor?

Pese a la erradicación manual y las aspersiones aéreas, hay un problema que persiste: la resiembra. En 2007, la resiembra estuvo por encima del 50%. Por eso, a la hora de calcular las hectáreas con hojas de coca no se puede hacer la operación de mirar las del año anterior y restar las erradicadas.

¿Hubo alguna región donde la erradicación manual haya sido notoria?

En la zona fronteriza con Ecuador. En 2006 hubo 7.900 hectáreas con cultivos ilícitos, y en 2007, 6.000. La campaña de erradicación manual ha sido intensa en Orito, Puerto Asís y La Hormiga.

¿Cómo les fue a los parques naturales?

En el Parque de la Macarena, que por tradición había sido el de mayor número de cultivos, se redujo un 26%. Sin embargo, en el parque Nukak la cifra se dobló: de 779 hectáreas en 2006, pasamos a 1.370 en 2007.

¿El gobierno de E.U. ya mostró sus reparos por el informe?

Todavía no. Ellos hacen su propio estudio. Esperamos que este año los resultados de ambos no sean tan disparejos. Estamos trabajando en intercambiar información para hacer mejor este trabajo.

Temas relacionados